Compartir

“La promesa de paraísos imposibles y el desafío a la legalidad tiene consecuencias fatales para la población”, sostiene en un argumentario

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El PP catalán está recopilando datos económicos para trasladar a los ciudadanos antes de las elecciones cuáles serían las consecuencias reales de “una hipotética independencia”: la primera, un corralito financiero, casi 450.000 parados, nuevos aranceles, pérdida de ayudas europeas y una situación de “bancarrota” al tener que asumir la parte proporcional de la deuda.

En pleno ecuador de la campaña electoral, los 'populares' quieren concienciar a los catalanes antes de las votaciones del 27 de septiembre y trasladar lo que pasaría si los defensores del soberanismo siguen adelante con su proyecto.

El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya anunció el pasado lunes que el PP dedicará lo que queda de campaña a explicar “las consecuencias” de la secesión, incluyendo pérdida de derechos, subvenciones o ayudas. “Conviene decirle a la gente la verdad”, dijo en el Congreso tras una reunión con sus parlamentarios.

UN CORRALITO COMO EN GRECIA

Los 'populares' sostienen que el “corralito” sería “la primera consecuencia de la hipotética independencia” y recuerdan que así se recoge en un informe del llamado Consejo de la Transición Nacional encargado por la Generalitat.

Según el PP, la “promesa de paraísos imposibles y el desafío a la legalidad tiene consecuencias fatales para la población”. “Itaca, la isla a la que Mas y sus compañeros de candidatura quieren llevar a Cataluña, también es griega y en Grecia ya saben las consecuencias y demagogias: el corralito”, señala el PP en un argumentario interno, al que ha tenido acceso Europa Press.

El portavoz adjunto del Grupo Popular y 'número tres' por Barcelona en las elecciones, Antonio Gallego, ha criticado que la candidatura de 'Juntos por el sí' siga pidiendo la independencia a pesar de que en un documento encargado por la Generalitat dice “claramente” que “Cataluña sufriría un corralito financiero”.

“LES IMPORTA UN SANTO PIMIENTO EL BIENESTAR DE LOS CATALANES”

Gallego ha calificado de “patético” que quieran sacar a Cataluña de Europa “para meterla en un corralito”. “Que estos señores sigan empeñados en defender un proyecto separatista cuando ellos mismos reconocen que su proyecto podría llevar al corralito, eso es propio solamente de kamikazes, de personas que no están centradas y que les importa un santo pimiento el bienestar y la prosperidad de los catalanes”, ha sentenciado.

En declaraciones a Europa Press, Gallego ha avisado de que el proyecto independentista comporta unas consecuencias económicas “muy graves” para los catalanes: “salir de la zona euro, implementar nuevos aranceles, que los bancos en Cataluña queden fuera del paraguas de la zona euro, quedarnos sin las ayudas europeas…”.

Es más, el dirigente del PP ha advertido de que esas consecuencias también se dejarían ver en las pensiones y en el nacimiento de una comunidad en “bancarrota”. “Cataluña se tendría que llevar la parte proporcional de la deuda de todos los españoles y nacería con más de 250.000 millones de deuda”, ha enfatizado, al tiempo que ha recordado que hay datos que cifran en “445.000” los “nuevos desempleados”.

A su entender, seguir adelante con el proyecto soberanista es un “absoluto despropósito que solo pueden defender personas radicales que no saben el significado de la palabra 'seny'”. “Llevamos mucho tiempo avisando de que el proyecto independentista es una quimera muy peligrosa, que dispara directamente contra la convivencia en Cataluña y contra la prosperidad de los catalanes”, ha manifestado.