viernes, 7 agosto 2020 11:40

Méndez de Vigo aboga por escolarizar a refugiados, dar plazas universitarias y homologar títulos

Reconoce que es una tarea «muy complicada» y apuesta por hacer pedagogía en los centros educativos para evitar el rechazo

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, aboga por escolarizar a los menores refugiados que vengan finalmente a España, dar plazas universitarias a quienes quieran continuar sus estudios y homologar los títulos.

En declaraciones a Europa Press, el titular de Educación ha reconocido que la integración en el sistema educativo es una tarea complicada para la que su ministerio necesita la colaboración de las comunidades autónomas, sindicatos de enseñanza, rectores, organizaciones de alumnos y ONG especializadas en la atención de personas refugiadas y migrantes.

«En lo que a mi respecta, ya he hablado con las comunidades autónomas y este jueves he convocado a ONG, rectores y sindicatos de estudiantes para que cuando lleguen podamos incluirles en la vida ordinaria del sistema educativo español. Escolaricemos a los niños, demos espacio en la universidad a quienes quieran ir y reconozcamos los títulos universitarios de aquellos que los tengan», ha subrayado.

A su juicio, lo «importante» es que estas personas se sientan integradas en España y que, en un futuro, «esta estancia en España les sirva para reconstruir su país». «Lo que querrán en un momento dado es volver a su país y reconstruirlo y, si pueden llevarse la experiencia y los conocimientos que han adquirido en España, mucho más positivo será», ha aseverado.

Méndez de Vigo se ha mostrado «muy agradecido» a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por incluir a su departamento en la comisión interministerial para coordinar la acogida de refugiados en España y ha querido «dejar sentado» que este colectivo lo forman seres humanos «a los que hay que aplicar el primer artículo de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE», que dice que la dignidad de la persona humana es inviolable.

Para este ministro la educación tiene «un papel capital» en la integración de las personas que vengan a España, pero sostiene que esto plantea «consideraciones prácticas muy complejas». «Quien dice que tiene un título viene de un país destruido en el que no habrá archivos; luego está el tema de los idiomas, ¿cómo les llevas a una escuela si no entienden el español?», ha cuestionado.

Sobre la convalidación de títulos, Méndez de Vigo ha recordado la experiencia, «salvando las distancias», en los años noventa con los serbios que huyeron de la guerra de la antigua Yogoslavia, para los que hubo unas instrucciones para la convalidación de sus títulos. Asimismo, ha indicado que habrá que ver cómo se hacen las homologaciones en función de los países de los que vengan y si hay convenios firmados. «Esto hay que preverlo, hay que prepararse, que no nos pille sin haberlo previsto», ha advertido.

«ESTA GENEROSIDAD NUESTRA CUESTA DINERO»

Méndez de Vigo ha indicado que el Gobierno tiene que pensar sobre becas para que estos jóvenes puedan estudiar y ha alertado del «riesgo» de un posible rechazo de una parte de la sociedad española hacia este colectivo de extranjeros como ha ocurrido, según ha asegurado, en una país europeo «cuando de pronto alguien ha dicho que esto va a costar tanto o va a tener implicaciones como una subida de impuestos».

«Hay que hacer pedagogía y explicarlo bien desde el principio», ha subrayado el ministro, que apuesta por empezar ha hacerlo en los centros escolares para evitar que luego haya «populismos y extremistas» que actúen contra los refugiados. «Hay que explicar que esta generosidad nuestra cuesta dinero, que es una inversión en el corazón y este tipo de inversión siempre es buena».

«Todo esto no es fácil», ha reconocido el titular de Educación, que ha dicho, no obstante, que «lo importante» es haber tomado la decisión de acoger refugiados mientras «otros países han dicho que no». Por ello, ha subrayado la necesidad de la coordinación con las administraciones autonómicas y todos los agentes educativos. «La respuesta de las comunidades ha sido muy positiva y lo espero también de toda la comunidad docente», ha apostillado.

REFUGIADOS «ECONÓMICOS»

El ministro ha advertido de que la Unión Europea debate desde hace tiempo sobre la cuestión de los refugiados y ha indicado que «no está claro» que todos los que vayan a venir a España sean sirios o eritreos. Asimismo, ha dicho que la UE tenía «muy claro» hasta ahora el sistema de acogida a los refugiados políticos y ha cuestionado que si lo son todos los que vengan a España. «Creo que muchos son refugiados económicos, digámoslo así», ha respondido.

«La sensación que tengo, que es personal, es que los conceptos de la UE bien acuñados hace mucho tiempo sufran probablemente una transformación», ha asegurado, para añadir que «mientras para el refugiado político estaban muy claros los derechos que tenían, el del económico, antes el inmigrante, no lo estaban». «Hay que dedicarle muchas pensadas a todo esto», ha añadido.

Artículos similares