Compartir

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no ha querido hablar sobre las elecciones catalanas porque defiende que es la regidora “de todos” y quiere evitar que haya quien se sienta “incómodo” por su posicionamiento, a lo que ha añadido, a renglón seguido, que su homóloga en Barcelona, Ada Colau, será “una gran líder”.

“La respeto y estoy encantada de colaborar con ella”, ha asegurado en un almuerzo informativo. Sobre su postura con respecto a las elecciones catalanas, y después de que la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, haya anunciado que recurrirán el orden del día del pleno celebrado hoy por no aprobarse la votación de la urgencia de dos mociones presentadas por los conservadores, una de ellas sobre la unidad de España.

“El pleno puede hablar de lo que consideren oportuno pero uno extraordinario no tiene mucho que ver las elecciones catalanas con el empleo”, ha destacado, después de asegurar que esa cuestión se deja para la siguiente sesión ordinaria, la del día 30. “Cuando se rechaza una propuesta por no encajar en el orden del día se hace en beneficio de la institución, por no hablar de todo sin orden ni concierto”, ha apostillado.

En cuanto a las razones por las que no quiere hablar de las catalanas, Carmena ha argumentado que “un alcalde no tiene que complicarse en un debate que no es de los ciudadanos de Madrid”. “No quiero que nadie se sienta incómodo al pensar que 'esa señora no es de los míos'. Quiero ser de todos”, ha concluido.