Compartir

En los próximos días, el presidente del F.C.Barcelona, Josep
Maria Bartomeu,
será citado por el juez instructor que tramita las diligencias
del presunto fraude fiscal cometido en la contratación del jugador brasileño
Neymar.

Informaciones del ámbito de la Justicia dan por hecho
que Bartomeu dejará de estar imputado por el caso para pasar a estar
directamente acusado por un  delito
fiscal
a la hacienda pública.

El presidente barcelonista ha reiterado que ni él ni su
antecesor, Sandro Rosell, ni el club cometieron irregularidades en la contratación
del brasileño.
Una parte del contrato se pagó a la fiscalidad brasileña y, en
consecuencia, no puede haber duplicidad de pagos en materia tributaria.

Bartomeu es el presidente del F.C.Barcelona después de que
este verano, hace apenas dos meses, una amplia mayoría de socios decidiera que,
pese a su imputación, era quien debía dirigir la entidad catalana.

El presidente azulgrana sí que ha criticado duramente la
actitud de la FIFA

con el club. El hecho de que, en los últimos días, algunos menores hayan tenido
que abandonar la Masia
,
la residencia de jugadores de fútbol barcelonista, ha molestado a la directiva.

Desde el club no se comprende como el organismo federativo
internacional impide a niños de 13 ó 14 años compartir el deporte con sus
compañeros y residir en un recinto que les ofrece la posibilidad de estudiar y
de disponer de todo tipo de atenciones.

Para Bartomeu la sintonía con la FIFA solo se reprogramará
cuando las elecciones consumen un cambio de sus actuales dirigentes.