jueves, 24 septiembre 2020 11:31

Bankia rechaza aumentar la fianza de 34 millones

Bankia-BFA se opone a aumentar en 306.000 euros la caución y critica la “tardanza” de las peticiones de los accionistas minoritarios

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Bankia y su matriz, BFA, han solicitado a la Audiencia Nacional que inadmita la petición de varios accionistas minoritarios solicitando aumentar la fianza civil de 34 millones de euros, al entender que han actuado de forma “tardía” y que puede provocar dilaciones indebidas en la causa en la que se investiga su fusión y salida a Bolsa.

En sendos escritos, a los que ha tenido acceso Europa Press, ambas entidades se oponen a la solicitud de tres particulares de aumentar en 305.546 euros la caución de 34.080.578 euros que la Audiencia Nacional impuso el pasado abril a ambas entidades y a cuatro antiguos miembros de su cúpula directiva, su expresidente Rodrigo Rato, el exvicepresidente José Luis Olivas, el antiguo consejero delegado Francisco Verdú y el ex secretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella.

De hecho, el grupo expone que la fianza de 34 millones de euros es “por sí sola, superior a la debida” y sobrepasa “cualquier posible resarcimiento que, en su caso, pudiera derivarse de los hechos instruidos”. “Existe, por tanto, una sobregarantía que cubre holgadamente cualquier posible perjuicio cuyo afianzamiento se viene a solicitar ahora”, remarca.

En este sentido, indica que la caución incluye de forma “errónea” un importe de 541.192,34 euros correspondientes al canje de participaciones preferentes y deuda subordinada por parte de alguno de los posibles perjudicados. “Y ello, pese a que dicho canje ha quedado fuera de los hechos objeto de la instrucción y, por tanto, nunca podrán dar lugar a una eventual responsabilidad civil de mi mandante”, señala BFA.

“HAN TENIDO DOS AÑOS PARA PEDIRLO”

El grupo, que recuerda que la Fiscalía ha visto “improcedente” la petición de los pequeños ahorradores, critica la “tardanza” de su solicitud y pone de relieve que ninguno de ellos la puso de manifiesto durante la vista celebrada el pasado 9 de febrero para fijar la fianza civil. “Sorprende que gran parte de los que ahora solicitan la fianza lo hagan en este preciso momento cuando llevan personados desde el año 2013”, añade.

Bankia destaca que estos inversores “han tenido dos años para efectuar la solicitud y no lo han hecho hasta ahora”. “Y los que no lo hicieron por no estar personados, podrían haberse personado hace años, tantos como dura la instrucción”, añade.

“Razones de economía procesal y derivadas del derecho a un proceso sin dilaciones indebidas imponen que no pueda abrirse un trámite tan complejo cada vez que uno de los cientos de supuestos perjudicados pretenda que se garantice el perjuicio que entiende se le ha irrogado. Máxime, cuando el supuesto perjudicado ha tenido la oportunidad previa de emplear el cauce procesal abierto a tal fin por el juzgado de instrucción y no lo ha hecho”, concluye.

El pasado 24 de abril, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió rebajar por unanimidad de 800 a 34 millones de euros la fianza en concepto de responsabilidad civil impuesta por el juez Fernando Andreu a Bankia, su matriz, el Banco Financiera y de Ahorros (BFA), y cuatro antiguos miembros de su cúpula, entre ellos su expresidente Rodrigo Rato, en la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa del grupo financiero.

La nueva fianza respondía a la cuantía que los peritos independientes del Banco de España Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras fijaron como el perjuicio que la salida a Bolsa provocó en los accionistas minoritarios que están personados en la causa.

Andreu cifró la caución de 800 millones de euros, cuya cuantía queda reducida en un 96%, teniendo en cuenta que se trataba de una tercera parte de la suma invertida por todos los accionistas minoritarios, incluidos los que no están personados en la causa, que alcanzó los 1.800 millones, y a la que debía sumarse el tercio establecido por la ley.

En julio de 2012, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, imputó al exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, a una treintena de antiguos miembros del Consejo de Administración, así como a Bankia y BFA en calidad de personas jurídicas por indicios de delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.