Compartir

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La ONG Médicos Sin Fronteras denuncia que Europa pone el foco de la crisis de refugiados sólo en el continente mientras siguen muriendo ahogadas cientos de personas en el Mediterráneo, que igualmente huyen de la guerra o de situaciones dramáticas.

Así lo ha advertido el presidente de esta organización en España, José Antonio Bastos, en un encuentro informativo organizado por Europa Press, donde ha insistido en la necesidad de que la Unión Europea aumente las operaciones de rescate en el Mediterráneo, en el que ya han perdido la vida 2.750 personas en lo que va de año, sólo en la ruta entre Libia e Italia.

Sobre la sustitución por parte de la UE de las operaciones de rescate 'Mare Nostrum' por otras de vigilancia con menos recursos, Bastos ha lamentado que “desafortunadamente, alguien dijo que (las primeras) tenían un efecto llamada” y ha acusado a Europa de usar el ahogamiento de personas como “elemento disuasorio”.

Ante esta situación, el presidente de MSF ha explicado que esta entidad decidió fletar tres barcos, que, en cuatro meses, han rescatado a 16.000 personas. Además, ha subrayado que esta labor en aguas del Mediterráneo ha permitido a su organización conocer “de primera mano” los problemas que viven los refugiados.

Sobre la ruta entre Turquía y Grecia, Bastos ha recordado el hundimiento de una embarcación este domingo con 350 personas y que este caso sólo es un ejemplo de lo que sucede “diariamente”. “Es una ruta que llevamos denunciando desde hace ocho años”, ha recordado el presidente de la ONG, que ha abogado por un aumento “radical” de la ayuda a países como Grecia, Italia y Turquía para mejorar sus condiciones de recepción.

En este sentido, ha advertido de que Grecia, “el país europeo con mayor crisis financiera” es el que más refugiados ha acogido y que hasta ahora no ha recibido ayuda del resto de países de la Eurozona.

Sobre las cuotas de acogida, Bastos ha abogado también por el aumento “radical” de las mismas y ha señalado que la de España, que asciende a unos 17.500 refugiados, representa el 0,04 por ciento de una población de 46 millones. “Son 300 personas por provincia”, ha puesto como ejemplo.

GENTE ATERRORIZADA QUE HUYE

Según Bastos, para Médicos Sin Fronteras este colectivo son “huidos”, “gente aterrorizada con lo que sucede”, que se juega la vida en su intento de llegar a un lugar seguro como Europa. Además, ha recordado los datos de Frontex que apuntan que el 83 por ciento de las personas que han huido provienen de países en guerra y tienen derecho de asilo; el 15 por ciento restante “huye de situaciones dramáticas”.

“Todos son seres humanos”, ha subrayado el presidente de esta organización para añadir que la actual crisis de refugiados era “absolutamente previsible” y que quienes huyen no sólo proceden de Siria sino también de Afganistán, Irak, Somalia o Eritrea.

“No es una crisis de las últimas semanas, sino es un problema amplio que requiere soluciones inmediatas”, ha indicado Bastos para quien la acogida de las personas que reclaman protección internacional estén en manos de Europa. “Algún día seremos juzgados por la forma en que se ha tratado esta crisis de refugiados, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial”, ha concluido.