Compartir

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El entrenador del Sevilla FC, Unai Emery, ha asegurado que su “reto” al llegar al conjunto andaluz era “llegar a la Liga de Campeones”, por lo que su deseo es que ese paso no sea “efímero”, ya que no ha renovado para quedarse en eso, ante lo que añadió que “si alguien viene a acomodarse” el sueño de “codearse con los mejores” durará “muy poquito”.

“No queremos que este paso sea efímero, queremos una estabilidad a base de trabajo y de rendimiento. Yo no he renovado para quedarme aquí, quiero poder dar ese paso. Todos tenemos que exigirnos para que este disfrute no sea también una decepción. Mi reto era llegar a la 'Champions' con el Sevilla, y no quiero que mañana se vaya”, afirmó Emery en sala de prensa.

En ese sentido, añadió que aunque ve al grupo “concienciado”, si “alguien viene a acomodarse” la andadura del equipo durará “muy poquito”, en lugar de conseguir que la situación actual se convierta en una “realidad perdurable” para poder “disfrutar otra temporada” en la máxima competición continental.

“(No tenemos presión), lo que tenemos es autoexigencia, y no concibo en mi interior más que eso. Cuando queremos crecer, queremos que sea con resultados, pasando de Europa League a 'Champions' o ocupando puestos de acceso directo. El rendimiento tiene que acompañar a esa ambición, en medio de una reconstrucción constante”, explicó Emery.

En cuanto a la progresión de los fichajes, el técnico hispalense señaló que en sus tres cursos en Nervión “las circunstancias no cambian mucho”, y que se trata de “conseguir credibilidad”. Sobre ello, puso el ejemplo del ahora azulgrana Aleix Vidal, al que “se le cuestionaba por su rendimiento y a final de temporada dio ese salto”.

“Para mí el primer paso es conseguir que entre el balón con esas mismas ocasiones. Es el camino. Hay que materializarlas”, valoró sobre la poca puntería de cara al gol, mientras que sobre las bajas en defensa observó que “son parte del juego”, y que el Borussia Moenchengladbach, un equipo “bien trabajado”, también las tiene de forma “paralela”.

“La entrada de Sergio Rico la temporada pasada ya fue un paso adelante en su formación y rendimiento, y ahora debe corroborarlo con trabajo. En partidos de este nivel se dan circunstancias que le ayudarán a él y a todos. Teníamos confianza en él antes de jugar, y también ahora”, opinó sobre su titularidad, ante la lesión de Beto.

Del mismo modo, consideró que “la Liga es la que marca la credibilidad máxima y la que marca el camino para conseguir los objetivos, así que no se puede dejar en segundo plano” con la disputa de la Liga de Campeones, en la que “la motivación está por encima de que el equipo encuentre su máximo rendimiento”.

“La Champions es la ilusión de codearnos con los mejores y el reto es disfrutarlo y además ser competitivos. El equipo necesita un 'plus' en cuanto a lo colectivo como una suma individual, y este grupo nos va a retar a ser alguien y hacer algo”, repasó Emery sobre la complicada fase de grupos, donde espera “la mejor expresión” de los alemanes a pesar de su mal inicio en la Bundesliga.