Compartir

Familiares de Denise Thiem se dirigen a España desde EE.UU y su visita servirá para cotejar el ADN de los restos encontrados el viernes

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Miguel Ángel Múñoz Blas, el detenido como principal sospechoso de la desaparición y muerte de la peregrina americana Denise Thiem afirmó a los agentes que le detuvieron el pasado viernes en Asturias que tiempo atrás se encontró con los restos mortales de una persona a los que se acercó alertado por el olor que desprendían, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Estas mismas fuentes han precisado que esa fue su única declaración sin que, por tanto, se declarase autor del crimen que se le imputa. De hecho, añaden que el hombre de 39 años se negó a declarar ante los agentes, haciendo uso de su derecho a permanecer en silencio. Tan sólo les comentó que se encontró los restos y les precisó el lugar, una finca cercana a la suya en Astorga.

Horas después del arresto, la Policía Nacional encontró un cadáver en avanzado estado de descomposición, tanto que era imposible siquiera determinar si era de hombre o de mujer. No obstante, el conjunto de pruebas lleva a los investigadores de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía a no tener dudas de que esos restos corresponden a Denise Thiem, a quien se le perdió la pista el pasado mes de abril cuando hacía el Camino de Santiago.

A FALTA DE COTEJAR EL ADN

En esa línea se han manifestado este fin de semana tanto el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, como el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó. A la espera del análisis oficial del ADN, ambos han mostrado su convencimiento en que la investigación ha conseguido cerrar un caso por el que se interesaron altas autoridades de Estado Unidos como el senador y ex candidato a la Casa Blanca John McCain.

Las fuentes consultadas advierten de que el análisis de los restos biológicos “no es como un capítulo del CSI” y que se necesita tiempo. Por el momento no existen resultados de ningún análisis de restos biológicos del cadáver, según aclaran las mismas fuentes, que indican que familiares de la peregrina llegarán en las próximas horas a España. Su llegada servirá precisamente para cotegar los restos biológicos, entre otras cosas.

El principal sospechoso, Miguel Ángel Múñoz, nacido el 24 de abril de 1976, es vecino de la localidad de Castrillo de los Polvazares (León), perteneciente al municipio de Astorga. Está separado desde hace años y es padre, según las mismas fuentes. Vecinos de la zona indican que vive a las afueras en una casa de madera situada casi en pleno monte, entre el pueblo y Santa Catalina. Este lunes prestará declaración ante el Juzgado y previsiblemente ingresará en prisión.

LA PRUEBA FUNDAMENTAL

Los investigadores otorgan especial relevancia a una prueba por encima de todas: semanas después de la desaparición de la peregrina, este hombre acudió a una sucursal bancaria a cambiar una cantidad cercana a los 1.000 euros.

Desde la propia sucursal bancaria se avisó a la Policía, que continuó con sus pesquisas y centró sus sospechas en esta persona sobre la que ya pesaban varias detenciones anteriores, todas ellas por robo. De hecho, llegaron a rastrear su finca.

Antes, Miguel Ángel Múñoz Blas fue una de las decenas de personas a las que preguntó la Policía en el marco se su investigación tras la desaparición de la mujer, aunque no fue una toma de declaración formal, sino una entrevista más.

DESAPARECIDA DESDE ABRIL

Los últimos datos que se tienen de Denise Thiem, de 41 años y rasgos filipinos, datan de la noche del 3 al 4 de abril, cuando se alojó en un albergue de Hospital de Órbigo. Además, el día 4, la desaparecida envió un correo electrónico a una amiga contándole que se dirigía a Astorga.

Es a partir del día 5 de abril cuando se pierde la pista de la peregrina y, desde el día 20 de ese mismo mes, cuando su hermano se traslada a España y presenta una denuncia por desaparición, comenzó su búsqueda.