Compartir

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Más de 530.000 familias y un total de 3,18 millones de ciudadanos de Irak se han visto obligados a abandonar sus hogares por la violencia y se han convertido en desplazados internos desde enero de 2014 hasta el 27 de agosto de 2015.

Según el estudio Matriz de Seguimiento de Desplazamientos en Irak elaborado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 3.182.736 iraquíes (un total de 530.456 familias) se han convertido en desplazados internos en este periodo, marcado por la amenaza y la violencia del grupo terrorista Estado Islámico.

Tras obtener estos datos, el Equipo Humanitario de Naciones Unidas en Irak rediseñará su estrategia y respuesta para poder atender a los 3,2 millones de desplazados internos que tiene Irak. La mayoría de los desplazados, el 87 por ciento, proceden de tres regiones: Anbar, con 1,33 millones (el 42 por ciento), Nínive, con 1,01 millones de desplazados (el 32 por ciento), y Saladino, con 407.142 desplazados, lo que representa el 13 por ciento.

En un comunicado, la OIM ha explicado que, desde el 1 de abril de 2015, más de medio millón de personas se han convertido en desplazados internos en Anbar. De esta cifra, más de 225.000 personas están desplazadas dentro de esa región.

Las regiones que tienen más desplazados internos son Anbar, con el 18 por ciento (584.748 personas); Bagdad, con el 18 por ciento (567.186); Kirkuk, con el 13 por ciento (408.162); y Dahuk, con el 13 por ciento (407.604).

Según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, más de 350.000 desplazados internos iraquíes han regresado a sus hogares, más de la mitad de ellos a la región de Saladino y un tercio a Tikrit.

El jefe de la Misión de la OIM en Irak, Thomas Lothar, ha explicado que el aumento de desplazados continúa porque el conflicto persiste en Irak y los iraquíes viven “situaciones desesperadas”. “De los cerca de 3,2 millones de desplazados, uno de cada cinco viven en condiciones críticas de refugio, incluidos edificios aún no concluidos y asentamientos informales”, ha señalado.