Inicio Tu Ciudad

Margallo pide una política europea de asilo e integración y defiende «la solidaridad» de España

Compartir

Pide acelerar la construcción federal de la UE si Reino Unido la abandonase

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha reclamado este jueves una política europea de asilo e integración que dé una solución global y armonice la de todos sus Estados miembros, y ha defendido también la «solidaridad» de España ante la crisis de refugiados.

A su juicio, hay que resolver las cuotas y debe tenerse en cuenta también la tasa de paro de cada país al determinarlas, porque, una vez se terminen las ayudas, estas personas «deben poder tener un medio de vida».

Para Margallo, es necesario distinguir entre inmigración y refugiados, porque éstos tienen derecho de asilo, no negociable, y ha lamentado que sólo se haya llegado a una solución de «brocha gorda» que consiste en diferenciar si vienen de países considerados seguros o no.

Tras defender que España es el país más solidario del mundo, ha asegurado que el Gobierno intenta poner orden y buscar medios económicos para afrontar este fenómeno, pero lo primero es salvarlos: «Cuando hay un naufragio, hay que intentar salvar a todos los que están en el agua, ya sea con botes de salvamento y con medios para atenderles en condiciones».

Según él, el problema es de «primera magnitud» si se suma las cifras de personas que huyen de países como Siria, Irak, Líbano, Yemen, Somalia, Mali Y República Centroafricana, y ha apostado por terminar de raíz con las guerras en estos territorios.

UE, ESPAÑA Y REINO UNIDO

Ante el próximo referéndum en Reino Unido sobre su pertenencia a la UE, ha contemplado la posibilidad que puedan salir, ante lo que Europa debería reaccionar dando un «acelerón» a su construcción federal.

Así, un hipotético abandono de Reino Unido debe compensarse con una declaración de los Estados miembros que defienda que están dispuestos a seguir juntos, con una renuncia de mucha soberanía nacional, impulsando la solidaridad europea con eurobonos e implementando programas de crecimiento y desarrollo más ambiciosos, entre otras medidas.

Además, en este caso, ha asegurado que España podría jugar un papel fundamental en las relaciones transatlánticas y aspirar a convertirse en un socio privilegiado de los Estados Unidos.