Compartir

EL CAIRO, 9 (Reuters/E)

El líder de Al Qaeda, el egipcio Ayman al Zawahiri, ha rechazado la legitimidad del grupo Estado Islámico y de su máximo dirigente, Abu Bakr al Bagdadi, pero se ha ofrecido a colaborar con él para combatir, en Irak y Siria, a las potencias occidentales.

“No reconocemos este califato”, ha dicho Al Zawahiri, en un mensaje difundido en Internet y en el que ha marcado distancias con el grupo terrorista rival. Esta grabación contrasta con el reciente respaldo ofrecido por Al Qaeda al nuevo líder talibán, el mulá Mansur.

Al Zawahiri, que estaría refugiado en la frontera entre Pakistán y Afganistán, apenas divulga mensajes públicos. La organización liderada en su día por Usama Bin Laden ha visto en el último año cómo en determinadas zonas ha perdido peso frente a Estado Islámico, un grupo con el que se ha enfrentado abiertamente en Siria.