Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Medio Ambiente tramitó en 2014 un total de 5.530 procedimientos judiciales, de los que 2.160, el 39,06 por ciento del total, eran delitos de incendios forestales.

Según el informe anual de la Fiscalía General del Estado de 2014, al que ha tenido acceso Europa Press, del total de procedimientos de la Fiscalía Especial de Medio Ambiente y Urbanismo, 520 eran sobre delitos de Medio Ambiente; 910 de ordenación del territorio y urbanismo; 500 en patrimonio histórico; 759 de flora y fauna y 681 relativos a maltrato de animales domésticos.

Esto supone un ligero descenso respecto al año anterior, cuando se tramitaron 6.075 procedimientos judiciales de los que 2.466 eran de incendios forestales; 515 de maltrato de animales domésticos; 1.265 de ordenación del territorio y urbanismo; 560 de medio Ambiente; 432 en patrimonio histórico; 837 en flora y fauna.

Además, del total de 1.098 escritos de acusación del Ministerio Fiscal, el grupo más numeroso fue el de ordenación del territorio y urbanismo, con 685 escritos; seguidos de 266 por delitos de flora y fauna; 177 en incendios forestales; 89 de maltrato de animales domésticos; 65 de medio ambiente y 16 en patrimonio histórico

De todos estos procedimientos resultaron condenatorias en 2014 un total de 929, es decir el 16,79 por ciento del total. De estas, el 18,3 por ciento fueron condenas por delito de incendio forestal (170). Sin embargo, el 49,94 por ciento del total de estas condenas son delitos de ordenación del territorio y urbanismo (465). Además se emitieron 49 condenas por delitos contra el medio ambiente; 12 por delitos contra el patrimonio histórico; 171 contra la flora y la fauna y 62 por malos tratos a animales domésticos.

En cuanto a las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo relacionadas con el Medio Ambiente, dos fueron por delitos medioambientales; 4 contra la ordenación del territorio y una condena por incendio forestal.

Estas cifras suponen un incremento en las sentencias condenatorias, ya que en 2013, del total de procedimientos 6.075, más de 500 más que en 2014, se emitieron 882 sentencias condenatorias, 47 menos que en el ejercicio analizado.

Se incluyen en la estadística las 8 sentencias condenatorias dictadas por el Tribunal Supremo, de las que 3 corresponden a Delitos Medioambientales, 3 contra la Ordenación del Territorio y 2 por Incendio Forestal.

En cuanto a las absoluciones, en 2014 se emitieron 297 sentencias absolutorias, una menos que en 2013. De estas, se absolvieron 155 procesos por delitos de ordenación del territorio y urbanismo; 35 por incendio forestal; 27 por delitos contra el medio ambiente; 57 por delitos contra la flora y fauna; 17 por malos tratos a animales domésticos y 6 por delitos contra el patrimonio histórico.

Sin embargo, el informe de la Fiscalía Especial de Medio Ambiente destaca que las memorias de Valladolid, Salamanca, Málaga, Almería, Valencia, Tenerife, Las Palmas, entre otras reconocen que el número de sentencias es “mínimo u orientativo” porque el sistema de obtención de datos no permite saber con plena certeza la totalidad de sentencias dictadas en la materia. Por este motivo, los datos ofrecidos podrían variar ligeramente respecto a la realidad.

Así, pone en evidencia que las “deficiencias” se tratan de obviar generalmente a través del “esfuerzo personal” tanto de funcionarios como de fiscales. Aún así, admite que “puede que existan sentencias que no se hayan quedado sin incluir en las estadísticas”.

El documento elogia la labor “excelente” de todas las fiscalías pero destaca la “ímproba labor” de la Fiscalía de Málaga, que ha conseguido el mayor número de sentencias de condena dictadas en la materia con 126 (y sólo 25 absoluciones), superando ampliamente la cifra del año 2013, que era de 102 sentencias condenatorias.

En este sentido, refleja que para paliar estas deficiencias, la Fiscalía de Málaga sugiere la posibilidad de nombrar funcionarios de tramitación, como solución a ese obstáculo, en tanto en cuanto los medios informáticos no permitan otras soluciones mejores.