jueves, 1 octubre 2020 16:09

Podemos destaca la necesidad de frenar los efectos del cambio climático en Doñana y la sobreexplotación del acuífero 27

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

El Grupo de Podemos en el Parlamento de Andalucía ha registrado una pregunta para su tratamiento en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Cámara autonómica en la que cuestiona a la Junta por las medidas adoptadas para frenar los efectos del cambio climático en el espacio natural de Doñana, así como por las iniciativas para detener la sobreexplotación del acuífero 27.

La diputada Mercedes Barranco, que suscribe la pregunta, consultada por Europa Press, recuerda la declaración de Parque Nacional y Natural de Doñana, así como de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco y Reserva de la Biosfera. También es Zona de Especial Protección de Aves y, dentro del Convenio Ramsar, está considerada como humedal de importancia internacional.

Siendo la vertiente hidráulica un elemento “esencial” para comprender la singularidad de Doñana y su marisma, “una de las zonas húmedas más valiosas e importantes de Europa Occidental” con sistemas de aguas subterráneas y superficiales, Barranco, sin embargo, ha recalcado que estas “excepcionales” cualidades no protegen a la zona del riesgo de desaparecer por el cambio climático.

Tampoco, prosigue, de problemas de ámbito local relacionados con la gestión del agua, siendo la principal amenaza la sobreexplotación del acuífero 27 Almonte-Marismas por la proliferación de pozos y de tomas de agua superficial ilegales en varios entornos, así como la entrada de nutrientes por el uso de abonos y aguas residuales.

Además, la zona noroeste de Doñana ha sufrido desde la década de los ochenta una “intensa” transformación para el cultivo de la fresa, con el resultado de “más de 6.000 hectáreas de cultivos bajo plástico instalados sin planificación ni autorización, un tercio ubicados en zonas de monte público”.

Por otro lado, culmina la parlamentaria de Podemos, los cerca de mil pozos ilegales que riegan estos cultivos han llevado a que las marismas de Doñana reciban hoy en día tan solo el 20 por ciento del agua que de forma natural les llegaba del acuífero.