Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La nadadora de sincronizada Gemma Mengual afirma que necesitaba una motivación en su vida y que afronta con ilusión el reto de lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en el dúo con Ona Carbonell, tres años después de anunciar su retirada de la alta competición.

“Todavía me siento bien en el agua. Es un reto muy importante, la 'sincro' siempre ha sido algo muy importante en mi vida y siento que todavía puedo aportar algo más. Me siento con fuerzas de hacerlo. Soy una persona que necesito motivaciones y éste no sé cómo va a salir, pero me va valer la pena pasar por esto. Me apetece”, dijo en declaraciones a Radio Marca que recoge Europa Press.

Gemma Mengual, de 38 años, disputó este verano el Mundial de Natación de Kazán (Rusia) formando dúo mixto con Pau Ribes, tras anunciar su retirada en febrero de 2012 después de ganar 17 medallas de oro, 18 de plata y 12 de bronce entre Campeonatos del Mundo, de Europa y Juegos Olímpicos.

Desde esta semana ha iniciado un nuevo reto junto a Ona Carbonell, con la que ya entrena en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) con la meta de competir en sus cuartos Juegos Olímpicos (Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008).

Mengual explicó que en julio la gente le animó a volver en el Mundial. “Durante el verano estuve dos o tres días hablando con mi pareja y dije que lo voy a intentar. Esta ilusión hace tres años no la tenía. Mi última competición importante fue en 2009, aunque me retiré en 2012. Llevo desde 2009 sin competir en modalidades olímpicas. Ahora soy madre, la organización familiar está más rodada y me apetece”, comentó.

A la nadadora catalana no le asusta la presión por el regreso. “Eso entra dentro del 'pack'. La presión te la pones tú misma y la externa, tienes que gestionarla. Tú trabajas para eso, si no lo consigues, mala suerte. Tú lo has intentado. Hay que saber disfrutar también del camino. Si entrenamos bien tengo posibilidades de estar allí”, dijo.

Pese a su vuelta, Mengual está convencida de que existe relevo, pero que necesita más tiempo. “Si es verdad que no han acabado de encajar los dúos, pero no han tenido tanto tiempo. Ona tiene un nivel bastante más alto, ahora falta que cuando me ponga a entrenar lo alcance. Voy a dar todo lo que pueda para estar a la altura”, señaló.

En este sentido, añadió que a las nuevas generaciones “les falta un poco más de experiencia y más años de trabajo”. “Este ciclo ha habido muchos cambios y ahora falta otro para que se consolide el talento descomunal que hay detrás. Nunca he parado del todo al cien por cien, me encanta el agua”, justificó.