Compartir

ATENAS, 8 (Reuters/EP)

Un barco cargado con miles de refugiados, en su mayoría sirios, ha atracado este martes en el puerto del Pireo, el mayor de Grecia, después de que el Gobierno haya anunciado que va a intensificar sus esfuerzos para aliviar la presión sobre la isla de Lesbos, superada por la continuada llegada de inmigrantes y solicitantes de asilo.

El barco, fletado por el Ejecutivo, partió durante la noche de Lesbos, donde los refugiados se agolparon para subir a bordo. En las imágenes mostradas en la televisión se les ve desembarcando de manera tranquila.

La Cruz Roja calificó de desastre humanitario este lunes las condiciones en Lesbos, una isla del Egeo que se encuentra a poca distancia en barco de Turquía, donde han buscado refugio unos dos millones de sirios.

El ministro interino de Inmigración, Yannis Mouzalas, ha dicho que Lesbos acoge a entre 15.000 y 18.000 inmigrantes y solicitantes de asilo, entre tres y cuatro veces más de los que podría albergar. En declaraciones a la televisión estatal este lunes, el ministro dijo que el Gobierno prevé trasladar a 12.000 refugiados desde Lesbos hasta el sábado, incrementando el número de barcos al Pireo de tres a cuatro o cinco.

En los últimos nueve días, la Guardia Costera estima que las autoridades griegas han trasladado a cerca de 18.000 refugiados de Lesbos a la Grecia peninsular. Esa cifra incluye a los que llegaron este martes a bordo del 'Eleftherios Venizelos', que tiene capacidad para 2.500 personas.

La inmensa mayoría de los que llegan al Pireo, que se encuentra en el cono urbano de Atenas, confía en poder seguir su camino hacia otros países europeos y, una vez desembarcados, casi de manera inmediata se dirigen al norte, generando un segundo cuello de botella en la frontera con Macedonia.