Compartir

COPENHAGUE, 7 (Reuters/EP)

El primer ministro de Dinamarca, Lars Lokke Rasmussen, ha advertido este lunes de que imponer controles en la frontera con Alemania no servirá para solucionar la crisis de refugiados, después de que durante el fin de semana hayan llegado a territorio danés más de 400 personas.

El Partido Popular danés, de cuyo apoyo depende el Gobierno de Ramussen, ha solicitado la imposición de controles, algo a lo que el primer ministro no parece dispuesto.

Rasmussen ha subrayado que, a pesar de que los 400 refugiados que han llegado este fin de semana quieran seguir su ruta hacia Suecia, antes deben registrarse en Dinamarca, en cumplimiento de los acuerdos firmados en Dublín por los socios de la UE.