jueves, 1 octubre 2020 22:18

UE.- Bruselas pedirá a los países que no quieran acoger a refugiados que contribuyan con “un porcentaje del PIB”

Los refugiados no tendrán derecho a elegir el país y no podrán desplazarse a otro, según propuesta de Bruselas

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea pedirá a los Estados miembro que no quieran acoger a refugiados en sus territorios durante un periodo limitado de un año como máximo que contribuyan “un porcentaje de su Producto Interior Bruto” que se distribuirá entre el resto de países que acojan a refugiados, según han avanzado fuentes europeas.

Los Estados miembros podrán “sólo temporalmente por un periodo limitado de tiempo de máximo un año por motivos justificados” no acoger a refugiados peor a cambio tendrán que aportar “un porcentaje de su PIB durante el periodo limitado, no por refugiado”, han explicado fuentes europeas.

La aportación de un porcentaje del PIB se contempla tanto en el marco del sistema de reubicación temporal de 120.000 refugiados de Italia, Grecia y Hungría como para el mecanismo de reubicación permanente que propondrá el próximo miércoles para responder a la crisis de refugiados pero no para la propuesta de reubicar a 40.000 refugiados de Italia y Grecia de mayo, según fuentes europeas.

“Si por un periodo limitado de tiempo un país es incapaz de acoger a refugiados porque ha sufrido un terremoto puede pagar un porcentaje de su PIB de vuelta a un bote que luego se distribuirá entre los Estados miembro que están acogiendo”, han puntualizado, al tiempo que han dejado claro que pasado el tiempo máximo de un año los Estados miembro deberán acoger a los refugiados.

“La Comisión evaluará si está justificado o no”, han precisado las fuentes, que han explicado que por ejemplo si un país sufre “un desastre natural, sería un motivo justificable para no acoger a refugiados”. “Que no te gusten los musulmanes no será un motivo justificable”, han avisado, en respuesta a la posición de países como Eslovaquia y Hungría, que no son partidarios de aceptar a musulmanes en sus territorios.

El Ejecutivo comunitario no podrá “suspender fondos” europeos para los países en caso de que rechacen aceptar a refugiados como sanción, han reconocido con todo fuentes europeas.

La Comisión Europea pedirá este miércoles a España que acoja a otros 14.931 refugiados de un total de 120.000 que se encuentran en Italia, Grecia y Hungría en los próximos dos años para contribuir a resolver la crisis de refugiados, que se ha agudizado enormemente desde este verano.

España es el tercer país al que más esfuerzos de acogida pedirá la Comisión Europea, al pedirle que reciba a otros 14.931, sólo por detrás de Alemania, al que pedirá que acoja otros 31.443 refugiados y a Francia, 24.031 refugiados, los dos países que más esfuerzos deberán hacer según la propuesta de la Comisión Europea, filtrada por el diario holandés 'De Volkstrant'.

Polonia, uno de los países que ha rechazado de forma tajante cualquier sistema de cuotas, deberá acoger 9.287 refugiados, Países Bajos 7.214; Bélgica 4.564; Suecia 4.469; Austria 3.640, Finlandia 2.398, Portugal 3.074 y Rumanía, 4.646.

República Checa y Eslovaquia, otros dos de los países que junto con Hungría y Polonia encabezan el rechazo a un reparto basado en cuotas obligatorias junto con los bálticos, tendrían que acoger respectivamente 2.978 y 1.502.

Los países que menos refugiados adicionales tendrían que recibir son Malta (133), Chipre (274), Estonia (373), Luxemburgo (440), Letonia (526), Eslovenia (631), Lituania (780), Croacia (1.0649) y Bulgaria (1.600).

LOS CRITERIOS DE REPARTO SE MANTIENEN

Las cifras “suben en todos” los países con respecto al esfuerzo exigido en la propuesta anterior de 40.000 con la excepción de Estonia, al que se le aplica “un corrector” porque el número de refugiados que debía acoger era “excesivo” teniendo en cuenta que “nunca antes” ha acogido a refugiados en el pasado, según fuentes europeas.

Pero el criterio de reparto se ha mantenido en función del PIB y población, que pesen un 40% en el reparto, desempleo y esfuerzo de acogida anterior (10% en cada caso.

Las cifras de reparto se reducirían “si más país deciden participar” como los países asociados al espacio libre sin fronteras Schengen como Suiza, Noruega y Liechtenstein. Irlanda, Reino Unido y Dinamarca también pueden participar si quieren en el esfuerzo de acogida, pero no están obligados a ello en virtud de los tratados de la Unión.

Cada Estado miembro recibirá una ayuda de 6.000 euros por refugiado que acojan y contribuirá 500 euros por refugiado para ayudar a Hungría, Italia y Grecia a cubrir los costes de su transferencia a otros países, han confirmado fuentes europeas.

Los Gobiernos europeos deben “deliberar sobre esto con calma” ha explicado en rueda de prensa el portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, consciente del rechazo de muchos países a un sistema de cuotas obligatorio.

Los Veintiocho deberán aprobar por “mayoría cualificada” tanto el nuevo mecanismo de reubicación temporal de 120.000 refugiados como el mecanismo de reubicación permanente que se presentará el próximo miércoles, ha explicado la portavoz del Inmigración comunitaria, Natasha Bertaud.

REFUGIADOS NO PODRÁN IR A OTRO PAÍS

La portavoz ha confirmado que un refugiado que reciba asilo en un Estado miembro no tendrá derecho de circular por el espacio libre sin fronteras Schengen. “Hay medidas en vigor para garantizar que el sistema de reubicación funciona y evitemos al máximo posible los movimientos secundarios”, ha precisado, recalcando que el uso de la coerción debe ser “el último recurso” posible, preguntada cómo se pretende que un país impida que un refugiado viaje al Estado miembro al que realmente quiere ir.

“Dublín sigue en marcha”, ha aclarado Bertaud, en alusión a la normativa europea que obliga al Estado miembro al que primero llega un refugiado a tramitar su petición de asilo.

La portavoz ha explicado que se tendrán en cuenta “los vínculos familiares” o “sus capacidades lingüísticas” a la hora de determinar el país al que se envía a un refugiado y “hasta el máximo grado posible” se intentará “casar” sus “capacidades” con la capacidad de acogida de un país, que establecerá un punto de contacto nacional para coordinarse con Hungría, Italia y Grecia, ha explicado. “El individuo no tiene derecho a elegir el Estado miembro al que van”, ha precisado Bertaud, que ha dejado claro que los criterios de acogida “no tienen en cuenta ni el sexo ni la religión de la persona”.

LISTA EUROPEA

La Comisión también presentará el miércoles una propuesta de lista europea armonizada de países de origen seguros, que incluirá a los países candidatos a la adhesión -Serbia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Albania y Montenegro y Turquía–, pero también a Kosovo y Bosnia y Herzegovina, que no son candidatos pero sí tienen perspectiva europea, han explicado fuentes comunitarias. Los Estados miembro podrán ampliar la lista en su territorio.

La lista debe agilizar la tramitación de las peticiones de asilo, de seis meses a cinco días, entendiendo que “normalmente” los nacionales de los países en la lista no tendrán derecho a asilo y ello agilizará su devolución a sus países de origen, aunque se debe evaluar “caso por caso”, según fuentes europeas.

La Comisión también presentará el miércoles una propuesta para autorizar a Frontex a realizar “sus propias” operaciones de devolución a los países de origen de las personas que no tienen derecho de asilo, algo que requerirá dotarle de más presupuesto. Ahora solo las coordina.