viernes, 25 septiembre 2020 13:19

Europa.- El alcalde de Múnich cree que la cuestión no es “a cuántos” refugiados acoger, sino “cómo” acogerlos

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, ha afirmado este domingo en una conferencia de prensa que Alemania “no está cuestionando a cuántos refugiados puede permitirse dar refugio”, sino cómo puede hacer “que las nuevas llegadas logren sentirse seguras finalmente”.

“No pienso en números, sólo en la seguridad de los refugiados en esta ciudad del sureste de Alemania (en referencia a Múnich) que se ha convertido en una puerta de entrada para las personas que llegan a través de Austria desde Hungría”, ha declarado Reiter.

Múnich espera recibir unos 10.000 refugiados sólo este fin de semana. Una multitud ha recibido con entusiasmo a las nuevas llegadas de refugiados a los que han repartido juguetes y chocolate. Además, han recibido asistencia médica en hospitales de campaña.

Tras su llegada, los refugiados han sido trasladados en autobús a salones de congresos, colegios y otros espacios amplios que se han transformado temporalmente en centros de acogida, como parte de un sistema complejo que se ha instalado casi de la noche a la mañana con el fin de hacer frente a la gran afluencia de refugiados.

Reiter se ha mostrado sorprendido por la efectividad con la que ha respondido su ciudad ante la crisis. “Por supuesto que hay algunos límites teniendo en cuenta el espacio que tenemos en Múnich, pero esa no es la pregunta que me hago a mí mismo”, ha afirmado. El alcalde ha asegurado que todos los días se pregunta “cómo” pueden acoger a estos refugiados y “cómo” pueden hacerles sentir seguros en Múnich.

Múnich espera la llegada de otras 4.000 personas este domingo. Las primeras 1.200 llegaron durante las primeras horas de la mañana, pero sus trenes fueron desviados de inmediato hacia otras ciudades alemanas, entre ellas Frankfurt, para aliviar la presión sobre Múnich.

Hay también muchos curiosos en los alrededores de la estación de Múnich a los que la Policía ha tenido que hacer retroceder con barricadas para dar más espacio a las nuevas llegadas. “No tenemos capacidad para atenderlos en este momento. Por favor, ¿podrías buscar en Internet lugares que puedan dar donaciones?”, ha declarado uno de los voluntarios que ayuda a coordinar las nuevas llegadas.

Por el momento, unos 600 refugiados han sido inscritos, pero esperan muchos más. El sábado llegaron a Múnich 6.780 personas en tren, muchas de ellas procedentes del amplio grupo de refugiados que partió a pie desde Budapest tras permanecer varados en la estación de la capital húngara.