Compartir

BEIRUT, 4 (Reuters/EP)

Miles de personas han secundado este viernes en Beirut el llamamiento del Movimiento Patriótico Libre para pedir que el presidente de Líbano sea elegido por voto popular y no a través del Parlamento, en un intento de resolver la actual parálisis política.

El líder cristiano Michel Aoun ha logrado sacar a la calle a una multitud de personas que, con banderas naranjas, ha reclamado más democracia. El ministro de Exteriores, Gebral Bassil, otro líder de este movimiento, ha resumido el mensaje ante los asistentes: “Los libaneses queremos elegir a nuestro presidente”.

El cargo de presidente, reservado para un representante de la comunidad cristiana, ha permanecido vacante desde que expiró el año pasado el mandato de Michel Suleiman. Los diputados no han logrado respaldar por mayoría a un candidato en las al menos 26 sesiones celebradas hasta el momento.

La protesta de este viernes se suma a las vividas por Líbano en las últimas semanas, en las que se ha hecho evidente el malestar social con el Gobierno que encabeza el primer ministro Tamam Salam. La denominada 'crisis de las basuras' ha sobrepasado la paciencia de una ciudadanía frustrada con su clase política.