Compartir

Mas ha explicado que esta candidatura conjunta que aglutina
CDC, ERC, una escisión de UDC, Demócratas de Cataluña, y otra del PSC, el
Movimiento de la Izquierda Socialista,
es la mejor garantía para conseguir un buen resultado y, de paso, transmitir un
mensaje internacional potente.

El President de la Generalitat ha explicado que, en caso de obtener
la victoria en estas elecciones legislativas, estaríamos ante un segundo plebiscito
del que el mundo debe tomar buena nota. Mas cree que el mensaje que se ofrecerá
será de una potencia extraordinaria.

Mas ha negado que hayan discrepancias con ERC más allá de
las que surgen entre formaciones políticas que comparten el día a día de la política
y un horizonte en común.

En este sentido, el president ha recordado que también las
tuvo
la andadura conjunta de Convergencia con Unió Democrática o la que
protagonizaron durante siete años en Cataluña los dos tripartitos de izquierda,
liderados respectivamente por Pasqual Maragall y por José Montilla.

Mas ha reiterado que bajo ningún concepto funcionarios
convergentes
han destruido material de las sedes convergentes tal y como
señalaba en el Parlament la oposición.

El president ha subrayado que el jueves pasado, un día antes
de los registros,
ya conocía que se produciría alguna acción en la sede de su
partido.
Mas se ha preguntado quién filtró la existencia de esos registros a algunos
medios de comunicación y cómo es posible que se filtren documentos que están
bajo secreto de sumario.

Una vez más, para el President de la Generalitat ahora el
objetivo pasa por ganar ampliamente las eleccion
es del 27 de septiembre porque
el tiempo del diálogo con Madrid se ha extinguido.