Compartir

Se pregunta si por un punto y medio que le falta en la financiación autonómica tienen que declarar la independencia

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell (PSC) ha afirmado este miércoles que Cataluña tendría “más recursos” si fuera independiente, pero ha mantenido su rechazo a este proyecto político.

Los números de la independencia “saldrían en positivo, naturalmente que sí. Cataluña tendría más recursos”, ha concluido en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, al publicar el libro 'Las cuentas y los cuentos de la independencia' (Catarata).

“Calculando de una manera homologable a otros cálculos que se hacen (sobre el déficit fiscal), cuando usamos el mismo método que dan los 16.000 millones –que equivalen a un 8,5% del PIB–, Cataluña estaría más cerca del 5% que del 8,5% del PIB” aportado al conjunto de España.

Según el Consell Assessor per a la Transició Nacional, la independencia implicaría la desaparición del déficit fiscal –que cifra en un 8% del PIB catalán de media y unos 16.000 millones–, y además comportaría un beneficio para la Generalitat “al poder disponer de unos recursos de más cada año (ganancia fiscal) en torno a un 6% del PIB catalán”.

LA FINANCIAICÓN AUTONOMICA PODRIA APORTARLE UN 1,5% MAS

En cuanto a la financiación autonómica, el exministro ha considerado que Cataluña tendría que aportar respecto a su renta y recibir de acuerdo con su población, y esto le reportaría entre “1 punto y 1,5” más que ahora.

“¿Por un punto y medio se tiene que declarar la independencia?”, se ha preguntado, y ha reiterado que una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE y necesitaría la unanimidad de todos los Estados para volver a entrar.

“REALISMO MÁGICO” Y UE

Ha criticado que en Cataluña se vive en “una especie de realismo mágico donde los hechos no cuentan”, y ha sostenido que el presidente catalán, Artur Mas, no ha formulado correctamente los cálculos sobre las estructuras de Estado.

Borrell ha explicado que Mas situó en los 3.000 millones de euros el coste de estas estructuras, y ha asegurado que costarían al menos unos 3.000 millones más de lo calculado por el presidente.

Ha contrastado lo que denomina realismo mágico con el hecho de que una declaración unilateral de independencia haría que Cataluña “ni siquiera pudiera presentar la demanda de adhesión” a la UE.

Borrell ha añadido que un Estado catalán “no sería de forma automática miembro de la UE”, y que, para admitir a un nuevo Estado, hace falta una solicitud y aprobarlo todos los miembros.