Compartir

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha defendido que el Gobierno cumple “estrictamente” la Ley de Memoria Histórica y se ha mostrado dispuesto a recibir personalmente a familiares de las víctimas enterradas en el Valle de los Caídos. Eso sí, ha recordado que el deterioro de la cripta y los columbarios, junto al volumen de los restos, hace “prácticamente imposible” su exhumación individualizada, tal y como concluyó la Comisión de Expertos constituida bajo el Ejecutivo socialista en 2011.

En la sesión de control al Gobierno, el senador vasco Iñaki Anasagasti ha instado al ministro a “no cerrar la puerta” a las familias de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, que no “dieron su consentimiento” para que sus seres queridos descansaran en el Valle de los Caídos y que se han quejado por carta de que el Ejecutivo “hace caer en saco roto” las recomendaciones de la ONU para obtener la “verdad, justicia y reparación”.

“Reitero mi compromiso de atender a los firmantes de esa carta y explicarles lo que han dicho los expertos y que nos parece que hace en estos momentos imposible la exhumación individualizada de los cadáveres”, ha respondido Catalá en alusión a las conclusiones de la antigua Comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos.

Con todo, el ministro de Justicia ha asegurado que el Ejecutivo está cumpliendo “estrictamente” la Ley de Memoria Histórica e intentará a través de los instrumentos contemplados en ella “recuperar el compromiso de satisfacer los derechos de las víctimas, de las víctimas de la Guerra Civil y la Transición y de todos los españoles”.