Quantcast

27S.- Un informe independentista asegura que el Banco de España debería dar hasta el 20% de su patrimonio a Cataluña

Abogan por un banco central catalán que, según sus cálculos, aportaría beneficios de 600 millones anuales netos

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS)

Un informe elaborado por los economistas de la ANC Joan Elias, Joan Maria Mateu, Pere Miret y David Ros, sostiene que una Cataluña independiente sería miembro de la UE y la Eurozona pese a que se opusiera el Gobierno central, y que el Banco de España tendría que dar a ese nuevo Estado entre un 11 y un 20% de su patrimonio.

El estudio, 'Una Cataluña independiente dentro de la UE y de la zona euro', llega después de que el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, asegurara la semana pasada que Cataluña quedaría fuera de Europa en un primer momento, aunque luego rectificó.

Según el informe de los especialistas en finanzas internacionales, “no hay ninguna base normativa en los tratados de la UE, ni razones financieras ni económicas que impidan que una Cataluña independiente forme parte de la UE y del Eurosistema”.

Por ello, consideran que una Cataluña independiente permanecería “durante y después de un periodo transitorio de negociación” dentro de Europa, y que el escenario que más interesa a ambas partes es el de la negociación en pro de la estabilidad política, monetaria y financiera.

Es más, consideran que uno de los principales motivos que aconsejarían la resolución es la “poca credibilidad económica” de España a nivel internacional, con una deuda que supera el billón de euros, mientras que la deuda de la antigua Yugoslavia y Unión Soviética era de 16.000 y 53.500 millones de euros, muy por debajo de la española.

En caso de que España no reconociera inicialmente la independencia catalana, recogen que habría diversas alternativas para seguir utilizando el euro y garantizar la libre circulación de personas, mercaderías, capitales y servicios.

ACUERDO MONETARIO ALTERNATIVO

Así, consideran que se podría diseñar un acuerdo monetario entre Cataluña, la UE y el Banco Central Europeo (BCE), parecido al que tienen suscritos microestados como Andorra, el Vaticano, Mónaco y San Marino, y otro para adherirse al Acuerdo Europeo de Libre Comercio, al que pertenecen Estados como Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Estas medidas, añaden, permitirían a Cataluña seguir formando parte del mercado interior común de la UE y, en el ámbito financiero, tener acceso directo al crédito del BCE y a la infraestructura europea de pago; la aceptación de buena parte de los activos financieros negociables emitidos en Cataluña como colaterales; la emisión de monedas de euro y posiblemente de billetes; el pasaporte único de licencia bancaria y formar parte de la Unión Bancaria.

También apuntan que, aunque ser miembro de la UE no obligar a tener el euro como moneda, a ningún actor le interesa que dejara de utilizarlo, y que podría continuar haciéndolo si Cataluña no se incorporara de forma inmediata a las instituciones europeas.

Para los economistas, la creación de un banco central catalán sería necesario y aportaría unos beneficios a la economía catalana de 600 millones de euros anuales netos aproximadamente.

Según el informe, en un escenario de negociación con España sobre el reparto de activos y pasivos, sería necesario negociar la parte del patrimonio del Banco de España que pertenece a Cataluña, entre un 11 y un 20% según el criterio que se adopte de diversas partidas.

Comentarios de Facebook