Compartir

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

Un retén continúan trabajando en las labores de refresco del incendio forestal de Valderredible, que quedó controlado en la tarde de ayer viernes y que, desde su inicio el jueves, ha arrasado más de 500 hectáreas convirtiéndose en el más importante registrado en Cantabria en los últimos diez años.

Según han informado fuentes del Gobierno regional a Europa Press, en estos momentos el operativo de refresco de la zona de la incendio está formado por efectivos humanos y técnicos tanto de la administración cántabra como de la de Castilla y León.

En concreto, en el lugar están trabajando una cuadrilla, un guarda y una autobomba del Gobierno de Cantabria y un dispositivo igual perteneciente al Gobierno de Castilla y León.

El incendio, que ha calcinado 500 hectáreas de monte en las inmediaciones de los pueblos Ruanales, Rucandio y Cejancas, se dio por controlado a las 20.30 horas de ayer viernes, por lo que el Gobierno de Cantabria desactivó el INFOCANT de nivel 1, ya que no suponía ningún peligro para personas y bienes como recoge el Plan Especial.

De esa forma, los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y los hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) se retiraron de la zona, dejando las labores de control y refresco de la zona en manos del operativo formado por las administraciones cántabras y castellano leonesa.

Durante la noche y también en la jornada de este sábado, se realizan labores de refresco por tierra de los puntos calientes para evitar que puedan reavivarse.