Compartir

La presidenta afirma que Navarra pasa “un momento difícil” para los ingresos y “la situación no es la que aireó el Gobierno saliente”

Abre la puerta al PSN para acuerdos en el Parlamento, aunque buscará siempre el consenso con los partidos que apoyaron su investidura

PAMPLONA, 29 (EUROPA PRESS)

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que prefiere liderar “un cambio tranquilo y sólido que tendrá recorrido en el tiempo”, antes que actuar con “fiereza en la ejecución de los cambios”.

Pasado poco más de un mes desde su llegada a la Presidencia de Navarra, Uxue Barkos ha explicado, en una entrevista concedida a Europa Press, que tiene entre sus retos la creación de empleo de calidad, la atención a las familias en riesgo de exclusión, o la defensa del Convenio Económico con “mayor ambición” ante el Estado.

La jefa del Ejecutivo foral y líder de Geroa Bai aspira a que Navarra sea al final de esta legislatura una “senda de motor económico e industrial, con un buen plan de industrialización, equilibrada territorialmente tanto en empleo, en riqueza, como en servicios, y con un reconocimiento de su propia pluralidad que la haga vivir de la manera más feliz en convivencia entre las diferentes sensibilidades de Navarra”.

Uxue Barkos ha defendido que en este primer mes de trabajo “se le ha dado completamente la vuelta a lo que 20 años de Gobierno de UPN nos habían dejado en la Administración foral, con una estructura que estaba muy impregnada por los modos y a veces por las personas que dejan 20 años de Gobiernos de UPN”.

Como ejemplo de este cambio, Uxue Barkos ha señalado que su Gobierno “ha puesto en valor instituciones básicas y fundamentales como la Hacienda, la Policía Foral o la Sanidad, siempre con una máxima de este Gobierno, que es la comunicación permanente con los agentes afectados, en la medida de lo posible”.

“CONTUNDENTE Y SERENO”

La jefa del Ejecutivo ha defendido así que la acción del Gobierno “es contundente”, algo que es compatible con “la serenidad”. “Es verdad que en algunas ocasiones hay quien ha echado en falta una mayor fiereza en la ejecución de algunos cambios, pero hemos preferido hacer un cambio tranquilo y sólido”, ha añadido.

Sobre el traspaso de poderes realizado a finales de julio, Uxue Barkos se ha manifestado “conforme en las formas”, pero ha afirmado que han encontrado “algunas actuaciones de gestión que dejan mucho que desear”.

Como ejemplo, ha señalado que “se nos había anunciado que la situación financiera de la comunidad era positiva, pero hoy podemos decir que desde luego no lo es en los términos en que el Gobierno saliente había aireado”.

“MOMENTO DIFÍCIL PARA LOS INGRESOS”

Así, con respecto a los ingresos, Uxue Barkos ha afirmado que “Navarra está pasando un momento difícil y lógicamente requiere de otra manera de hacer las cosas, sobre todo de una mayor ambición en la defensa de nuestro Convenio Económico” ante el Estado.

Barkos reconoce como uno de los primeros momentos clave de la legislatura la elaboración de los Presupuestos Generales de Navarra para 2016, que serán previsiblemente los primeros aprobados para la Comunidad tras tres prórrogas consecutivas en la legislatura pasada.

La jefa del Ejecutivo foral considera que las cuentas deben servir para “gestionar de otra manera” y deben ser una de las herramientas que permita trabajar por la creación de empleo de calidad.

Para generar este empleo, Uxue Barkos ha afirmado que se debe apostar por los sectores industriales “estratégicos” como la automoción y mirar a “otros sectores estratégicos que no se han sabido mirar con ambición, como el agroalimentario”.

Además, considera necesario atender al reequilibrio territorial “en la Ribera y Sakana, que son las que más sufren en estos momentos el paro”. “Hay que trabajar conjuntamente para que el desarrollo industrial se dé en toda Navarra y no se concentre exclusivamente en Pamplona y Comarca”, ha planteado.

DEVOLUCIÓN DE LA EXTRA Y SUBIDA SALARIAL A FUNCIONARIOS

En cuanto a las medidas salariales en la Función Pública, Uxue Barkos ha afirmado que la devolución de la extra suprimida en diciembre de 2012 “se va a producir sin ningún problema, entre otras cosas porque es básicamente un asiento contable en el caso de Navarra, que la había adelantado”.

En cuanto a la subida salarial máxima del 1 por ciento que ha propuesto el Estado para los funcionarios, Uxue Barkos ha apuntado que “desde el primer día dije que quería ver las cuentas antes de comprometerme con nadie y cuando hemos visto las cuentas parece que será posible”.

No obstante, ha advertido de que un 1 por ciento de subida salarial, sea en el sector público o en el privado, “no es la herramienta definitiva ni en la recuperación del poder adquisitivo que se ha venido perdiendo durante todo este tiempo, ni en la generación del consumo como generador de riqueza”. “El anuncio del Gobierno central fue un brindis al sol”, ha dicho.

Por eso, ha planteado que “si los ingresos nos lo permiten, la subida habrá de ser más, en el sector público y en el sector privado, y por eso vamos a batallar”.

LA REFORMA FISCAL “NO SUPONE UNA SUBIDA UNILATERAL”

Relacionado con los ingresos de los que puede disponer Navarra, Uxue Barkos ha confirmado que el Gobierno está trabajando ya en una reforma fiscal y ha subrayado que un cambio de este tipo “no supone una subida unilateral, supone un reequilibrio de los esfuerzos”. “No es cierto que una reforma fiscal suponga de facto una subida de impuestos para todo el mundo. Supone un reequilibrio del esfuerzo y ese reequilibrio del esfuerzo lo vamos a hacer”, ha asegurado.

En todo caso, ha afirmado que “los ciudadanos navarros no van a estar nunca, en lo que al trabajo de este Gobierno competa, en peor situación que nadie”.

ACUERDOS EN EL PARLAMENTO

Para sacar adelante sus proyectos en el Parlamento de Navarra, Uxue Barkos ha garantizado que el Gobierno buscará siempre el consenso con las cuatro fuerzas que apoyaron su investidura (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) y ha asegurado que no va a recurrir a otras fuerzas parlamentarias para buscar apoyos como un “parche” ante discrepancias entre sus socios.

Además, ha dejado la puerta abierta a incluir al PSN en estos acuerdos y ha deseado que haya asuntos que conciten también la unanimidad de la Cámara. “¿Vamos a buscar el recambio a posibles desavenencias -entre los cuatro socios-? No. Vamos a buscar siempre primero fórmulas de consenso con quienes apostaron por este Gobierno y con quienes apostaron por la abstención -PSN- dando un margen de confianza”, ha apuntado.

“NORMALIZAR” LAS RELACIONES CON LA CAV

La presidenta de Navarra también quiere aprovechar su mandato para “normalizar” las relaciones con la Comunidad Autónoma Vasca y ha enmarcado en este ámbito la reunión que mantendrá en septiembre con el lehendakari, Íñigo Urkullu, de la misma forma que prevé reunirse con el presidente de Aragón y espera hacerlo con el de La Rioja.

Uxue Barkos aboga por establecer “cooperación y trabajo” con Euskadi “en la búsqueda de intereses comunes” y se ha mostrado partidaria de que Navarra integre la Eurorregión con Aquitania y el País Vasco.

“TODAS LAS VÍCTIMAS HAN DE SER REPARADAS”

En el capítulo de la convivencia, para la que ha creado un departamento específico en el Gobierno, Uxue Barkos ha reconocido que es un camino en el que puede haber “resistencias”, pero ha apuntado que “cuando las resistencias vienen de las víctimas han de ser comprendidas, nunca combatidas”. “Deben ser comprendidas en el sentido de entender el por qué de la resistencia y por lo tanto trabajar conjuntamente por superarlas”, ha asegurado.

Además, la jefa del Ejecutivo ha señalado que “decir que no hay diferencia entre víctimas no supone decir que las violencias se justifican, en ningún caso; lo que estamos diciendo es que todas las víctimas de cualquier violencia han de ser reparadas en su dolor”.