Compartir

Aglutinados en torno a la plataforma Amnistía Ta Askatusa, tratan de exhibir músculo tras haber acaparado cierta presencia este verano

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El ala crítica de la izquierda abertzale, aglutinada en este caso en torno a la plataforma Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión, ha convocado una manifestación para este sábado en Bilbao en la que exigirán la amnistía para todos los presos de ETA. Se trata de un discurso de máximos ya superado incluso por la histórica Batasuna, actualmente integrada en la izquierda abertzale institucional en formaciones como Sortu y EH Bildu, que no apoyan esta última iniciativa del sector duro proetarra.

Se da la circunstancia de que esta manifestación alternativa está convocada justo un día después y en la misma ciudad de Bilbao en la que otra marcha ha recorrido este viernes las calles para pedir la excarcelación de los presos etarras enfermos. Esta manifestación estaba convocada por familiares y allegados de varios presos y sí que ha contado con el apoyo de EH Bildu o el sindicato abertzale LAB.

El Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión ha difundido en sus plataformas habituales un video promocionando su marcha alternativa al que ha tenido acceso Europa Press. En él se puede ver a un joven encapuchado –en ningún momento se le llega a ver la cara– que recorre las calles de Bilbao colocando pegatinas en paredes y mobiliario urbano con la invitación a asistir a la marcha de mañana.

LAS RAZONES “SIGUEN VIGENTES”

También han difundido varios comunicados. En uno de ellos explican que “en Euskal Herria han cambiado muchas cosas desde que Franco murió y también en los últimos seis años”. “Pero en lo que se refiere a represión y opresión seguimos anclados en 1975”, denuncian al tiempo que sostienen que “las razones que empujaron a las represaliadas políticas a la lucha, es decir, la opresión nacional y social, siguen vigentes y las refugiadas, deportadas y presas políticas no son una cuestión del pasado”.

“Mientras haya represaliados políticos, no podrá darse por superado el conflicto y mientras haya conflicto no podremos garantizar que no haya más represaliados”, advierten. Por esos motivos, esta plataforma pedía asistir tanto a la marcha de este viernes, como a la de mañana y a otra que han convocado para el próximo 28 de noviembre, también en Bilbao. En otro comunicado dicen estar convencidos de que “las tres forman parte de una misma lucha”.

En el citado video, el joven encapuchado también realiza varias pintadas anunciando la convocatoria y otras en las que se puede leer Amnistia Ta Askatasuna (ATA), embrión de este movimiento.

AMNISTIA TA ASKATASUNA

Amnistía Ta Askatasuna anunció su nacimiento en mayo de 2014 por medio de un comunicado en el que carga contra la actual estrategia de Sortu y la izquierda abertzale institucional y contra la decisión del Colectivo de Presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera). Reivindican la amnistía frente a las estrategias alternativas puestas en práctica por los presos etarras estos últimos años, hacen suya la “reivindicación histórica de Euskal Herria” y llaman a “autorganizarse” frente a la “confusión” y la “pérdida de discurso”.

Fuentes conocedoras de estos movimientos consultadas por Europa Press vaticinan que los críticos con la actual dirección de la izquierda abertzale oficial tratan de escenificar músculo con estas iniciativas. Añaden que han acaparado el protagonismo en las fiestas de este verano, tanto en el País Vasco como en Navarra, haciéndose presentes mediante pintadas de “Amnistía Ta Askatasuna” e incluso de “Gora ETA”.

Estas mismas fuentes creen que este sector estuvo detrás de la colocación de una bandera con el anagrama de ETA durante las fiestas de Vitoria. La portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria, Miren Larrion, contestó a la colocación de esta bandera diciendo que “ningún tipo de violencia es admisible” y que “habrá quien no se ha enterado” de que éste es “otro tiempo”.

CORRIENTE CRÍTICA

Ha habido varias expresiones críticas en el seno del entorno proetarra desde que la izquierda abertzale histórica comenzó en 2009 su apuesta por las vías exclusivamente políticas, llegando a compromenterse en los estatutos de Sortu –heredera de Batasuna– a condenar la violencia de ETA en caso de que se repitiese en el futuro (nunca sus atentados pasados).

Durante el año pasado se registraron varios actos de kale borroka, una via de terrorismo callejero que ahora también recibe el rechazo del brazo político histórico de ETA. Fuentes de la lucha antiterorrista creen que aquellos actos podrían ser obra de un grupo crítico dentro de la izquierda abertzale ubicado en una localidad concreta de la margen izquierda vizcaína.

Otro de los movimientos que motivó la preocupación entre los expertos en la lucha antiterrorista fue la aparición de Ibil, siglas de Iraultzaileen Bilguneak. Euskal Errepublika Sozialistaren Alde'. (Juntas Revolucionarias. Por la Republica socialista vasca) que encabezaba un ex preso de ETA llamado Fermín Sánchez Agurruza. Había sido concejal de Herri Batasuna en Ansoain (Navarra) y llegó a cumplir una condena de diez años en Francia por pertenencia a ETA hasta el año 2003.

ETA NO QUIERE DISIDENCIAS

Hasta principios de 2014 era profesor de colegio en Urdax (Navarra), pero abandonó su puesto de trabajo y se trasladó a Francia. Allí empezó a contactar con algunas personas que componen la histórica red de apoyo y cobertura a ETA en el sur del país galo. Para entonces, el líder de Ibil ya había publicado algunos escritos en los que dejaba claras sus intenciones: reivindicaba “los ideales y los objetivos de siempre” y criticaba duramente a la izquierda abertzale por “dejar de creer” y “liquidar la estrategia revolucionaria política-militar”.

Pero ETA no quiere disidencias de ningún tipo en su seno y, según fuentes de la lucha antiterrorista, tomó cartas en el asunto para desactivar esta incipiente corriente crítica. Los máximos dirigentes de la organización le hicieron llegar un mensaje privado en el que le ordenaban cesar sus actividades. Fue una comunicación discreta, tansmitida a través de intermediarios, es decir, personas en común entre los dirigentes etarras y Sánchez Agurruza, según las mismas fuentes.

Por si había dudas, con motivo del Gudari Eguna del año pasado, ETA emitió su tradicional comunicado en el que advertía a “quienes utilizan maliciosamente la memoria de los 'gudaris' y los símbolos y las reivindicaciones históricas de la izquierda abertzale para dañar la actual estrategia y dividir el movimiento de liberación” que “no cuentan con el apoyo de ETA”. “Es más, ETA considera esas actuaciones muy perjudiciales”, sentenciaba.