Compartir

El presidente regional ha alertado del peligro de que las llamas se adentren en el Monte Hijedo

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha criticado que los dos hidroaviones que se encuentran trabajando en el incendio de Valderredible, que ya ha arrasado 500 hectáreas, hayan tardado en actuar esta mañana a pesar de que ya estaba todo listo para su labor.

A su llegada a la sede del Gobierno regional tras visitar la zona del incendio, Revilla ha lamentado en declaraciones a la prensa que los dos hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) han tardado una hora y media en empezar a echar agua sobre las llamas.

Y es que, según ha indicado, “no me explico” que los pilotos estuviesen a las 8.00 horas en el aeropuerto de Parayas listos para partir y no se haya empezado a lanzar agua sobre el incendio hasta las 9.30 horas “prácticamente”. “Ha habido un retraso. El primer avión ha llegado a las 9.20 y el segundo ya a las diez y pico”, ha apuntado.

No obstante, el presidente regional ha confiado en que, dada la cercanía del pantano del Ebro los hidroaviones se podrán descargar agua sobre las llamas cada 10 minutos, el incendio darse por controlado, aunque ha indicado que eso no se sabrá hasta “dentro de una hora”.

En este sentido, ha manifestado que los efectivos que trabajan en la extinción del incendio (Emergencias 112 Cantabria y 112 de Castilla y León, Gobierno de Cantabria, MAGRAMA, UME, Guardia Civil, Protección Civil, Cruz Roja Cantabria y 061) son “optimistas” de que, con el trabajo de los dos hidroaviones, el fuego se pueda controlar.

“PELIGRO” DE QUE LLEGUE AL MONTE HIJEDO

Revilla también ha alertado del peligro de que el incendio se adentre en el Monte Hijedo, donde se puede entrar “ni con las motobombas ni a nivel individual”, pero ha esperado que, con las descargas de agua de los dos hidroaviones, esto se pueda evitar.

El presidente ha destacado que el Monte Hijedo es “una reserva impresionante” de Cantabria y que, en estos momentos, se encuentra en el “límite” del incendio, del cual sólo le separa “un riachuelo”. “Creo que en una hora se podrá saber si está controlado o no porque el incendio está ya en el mismo borde del monte y están actuando ya los dos hidroaviones al tiempo”, ha señalado.

Ya se han quemado 500 hectáreas, lo que es el incendio más importante registrado en Cantabria en diez años. No obstante, Revilla ha indicado que lo que se ha quemado “no es monte de mucho valor” y ha insistido en que el “problema” es que las llamas entren en el Monte Hijedo. Y es que, según ha ensalzado, este monte es “todo roble y haya”.