Compartir

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han llegado en la madrugada de este viernes a Valderredible para colaborar en las labores de extinción del incendio forestal declarado ayer en el monte Hijedo y que amenaza a varios pueblos, en particular a Ruanales, si bien también corren riesgo de desalojo Riopanero y Cejancas, aunque en menor grado. El Gobierno declaró el jueves el nivel 1 del INFOCANT.

Efectivos de emergencias de la administración local, autonómica y estatal trabajan por tierra y aire en la extinción de este incendio, que está afectado a roble y matorral de las provincias de Cantabria y Burgos. Hace 12 horas se estimaba que en Cantabria el fuego había quemado unas 300 hectáreas de monte.

El Gobierno de Cantabria informará de la situación actual esta mañana, cuando recabe los datos de los distintos servicios implicados, ha asegurado.

DATOS DEL JUEVES

Las autoridades agruparon ayer a los vecinos de Ruanales, entre 150 y 200 personas, en el Centro Social del pueblo ante una posible evacuación, aunque no ha sido necesaria por el momento.

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, activó a las 19 horas del jueves el nivel 1 del INFOCANT. El nivel 1 de este Plan Especial se activa si las llamas pueden llegar a amenazar bienes y personas, como es el caso, ya que está cerca de núcleos de población.

Este nivel de alerta exige la constitución del Centro de Coordinación Operativo (CECOP), dirigido por el consejero.

El Gobierno de Cantabria movilizó ayer a cuatro cuadrillas de Montes, tres guardas forestales, tres autobombas, y a un ingeniero de montes para las labores de dirección de la extinción. Asimismo, ha activó a la dotación del Parque de Emergencias del 112 de Reinosa, con dos bombas, un camión nodriza y el vehículo de mando.

Los bomberos protegieron Ruanales mediante la contención del fuego en la zona caliente más próxima al pueblo y suministrando agua al resto de efectivos.

El fuego se atacó también desde el aire con un hidroavión y dos helicópteros de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que captaron el agua para las descargas en el Embalse del Ebro.

Los miembros de las dos brigadas, que llegaron a Cantabria en los helicópteros que participan en las tareas de extinción, trabajaron también por tierra. Asimismo, dependientes de la Administración General del Estado se encuentran en la zona efectivos de la Guardia Civil, realizando labores de confinación de las poblaciones afectadas.