Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha rechazado que se ponga en duda la independencia de los jueces encargados de juzgar el caso Gürtel, pese a que en su día fueran promovidos en la carrera judicial por el PP y, ha señalado que es “igual de estético” que el último instructor del caso hubiera sido un alto cargo de Justicia en un gobierno socialista.

Casado aludía así a los jueces Enrique López y Concepción Espejel, ambos ahora en la Audiencia Nacional, que fueron promovidos por el PP como vocales en el Consejo del Poder Judicial (CGPJ); además López fue propuesto por el partido para formar parte del Tribunal Constitucional. Por otro lado, José de la Mata fue director general del Ministerio de Justicia durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, ha expresado que no es quien para “estimar” la recusación en el caso Gürtel que se interpuso contra estos magistrados porque “ya está en los órganos de administración” de los jueces para que ellos la estimen y ha recordado que el PP no recusó al juez de la Mata por su vinculación con los socialistas. “En este país mal vamos si lo que intentamos hacer es lanzar un halo de dudas sobre las instituciones”, ha añadido.

LAS COMPARECENCIAS DE LOS MINISTROS NO TENÍAN “MUCHO SENTIDO”

Por otro lado, Casado ha defendido que el Gobierno haya rechazado las comparecencias de los ministros porque cree que “no tiene mucho sentido” impulsar sesiones extraordinarias cuando la actividad parlamentaria se reanuda la próxima semana y ha insistido en que el ministro del Interior ya compareció hace dos semanas y que el titular de Sanidad tiene una reunión la próxima semana.

Asimismo le han recordado que el Ejecutivo ha tumbado esta legislatura setenta comparecencias del presidente, Mariano Rajoy, a lo que él ha respondido que si se ponen a hacer cuentas el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero “vetó en la última etapa 21” comparecencias.

Preguntado por las explicaciones que dio el ministro Jorge Fernández Díaz sobre su reunión con el exvicepresidente Rodrigo Rato ha asegurado que no le va a juzgar por eso y cree que “hizo bien en no detallar” con qué imputados de otros partidos políticos se ha reunido. Casado prefiere juzgar al ministro por “su trayectoria política intachable”, más que por este caso concreto.