Compartir

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt deberá enfrentarse de nuevo a un juicio por el genocidio indígena cometido durante su Gobierno 'de facto' (1982-1983), después de que un tribunal haya decidido que su edad –89 años– no es excusa para eludir la acción de la justicia.

El Tribunal B de Mayor Riesgo ha reconocido que Ríos Montt sufre demencia, pero ha considerado que no es lo suficientemente grave como para archivar el proceso penal en su contra, de modo que ha ordenado celebrar el juicio con medidas especiales de seguridad.

Así, el que fuera 'hombre fuerte' del país centroamericano estará acompañado por un tutor en todo momento y las sesiones tendrán lugar a puerta cerrada, según han informado los medios de comunicación guatemaltecos.

La sede jurisdiccional ha valorado el informe presentado por el perito Walter Rinze sobre el estado de salud de Ríos Montt, según el cual el ex dictador sufre “demencia vascular mixta cortical y subcortical” de carácter degenerativo.

Ríos Montt pasó una semana hospitalizado para que los expertos pudieran determinar la veracidad de un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses que sostiene que no está en condiciones mentales de afrontar un nuevo juicio.

Ríos Montt, de 89 años de edad, ya fue condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de cárcel por la matanza de 1.771 indígenas ixiles en el norte de Guatemala, pero la Corte Constitucional tumbó la sentencia por defectos procesales, lo que obliga a repetir el juicio.