Compartir

El supuesto autor del tiroteo en un tren Thalys entre París y Ámsterdam el pasado viernes, Ayoub El Khazzani, vio un vídeo en el que se llamaba a tomar las armas a los fieles justo antes de iniciar el ataque, según ha informado este martes la Fiscalía francesa.

El fiscal general de París, François Molins, ha explicado en una rueda de prensa que El Khazzani vio el vídeo a bordo del tren desde un teléfono móvil que activó el mismo viernes.

La Fiscalía francesa ha confirmado el “carácter terrorista” del ataque supuestamente perpetrado por el joven marroquí Ayoub El Khazzani el pasado viernes en un tren Thalys que conecta París y Ámsterdam, que dejó tres heridos, dos de ellos graves.

 Molins ha detallado que el sospechoso llevaba un fusil de asalto fabricado en Alemania oriental -y no un AK-47 como se había dicho- una pistola, nueve cartuchos con un total de 270 balas, un cúter y una botella con 50 centilitros de gasolina. 

Además, el fiscal ha contado que El Khazzani insistió en subirse al Thalys 9364, a pesar de que los trabajadores de las taquillas de la estación de Ámsterdam le ofrecieron subirse a un tren posterior debido a la falta de billetes.

Por todo ello, el Ministerio Público ha concluido que el ataque “fue premeditado”, calificando de “fantasiosas” las primeras declaraciones de El Khazzani, en las que afirmó que solo pretendía robar y que encontró las armas en un parque.

La Fiscalía francesa abrirá una investigación judicial contra El Khazzani por tentativa de asesinato con “carácter terrorista”, entre otros cargos, el paso previo para que sea imputado. El sospechoso ya ha sido trasladado al Palacio de Justicia.

Molins ha explicado que, al margen del sospechoso, las pesquisas policiales continuarán para determinar el origen de las armas y las fuentes de financiación, principalmente, de acuerdo con los medios de comunicación franceses.