sábado, 15 agosto 2020 21:52

Mechaal: “Mi objetivo para volver de Pekín satisfecho sería estar en la final”

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El atleta español Adel Mechaal se ha mostrado optimista por las “sensaciones increíbles” de los entrenamientos previos a la disputa del Mundial de Pekín, en el que su objetivo para volver “satisfecho” sería estar en la final del 1.500, una prueba en la que se centrará en el futuro para estar en los Juegos Olímpicos de Río 2016, y en la que tiene puesto el sueño de acercarse al récord de España del soriano Fermín Cacho.

“Las sensaciones en estos últimos 'entrenos' han sido increíbles, las mejores de toda mi carrera deportiva en lo que se refiere a tiempos en las series de 1.000, 800… Pero bueno, hay que ser cautos porque es un Mundial y primero hay que correr ronda por ronda como si fuera la última”, explicó Mechaal, que debutará en la madrugada del miércoles al jueves, en una entrevista concedida a Europa Press.

El catalán, que viene de lograr un histórico doblete en los campeonatos de España celebrados en Castellón tras ganar las pruebas de 1.500 y 5.000, subrayó que “evidentemente” llega en un “muy buen estado de forma” tras una lograr algo que “hacía setenta años que no ocurría en la historia”. “Gregorio Rojo lo hizo sin correr una semifinal previa y yo corrí las dos carreras con desventaja respecto a mis rivales”, resaltó.

“Siempre que he intentado correr un mitin para realizar la mínima ha habido climatología adversa. Tengo una marca de 3:36.55 que es con la que voy, pero realmente no es la que valgo, sé que valgo menos. Así que hay que luchar en el Mundial y a ver si podemos estar en la final: ese es mi gran objetivo”, atestiguó.

Mechaal, que no pudo conseguir la marca mínima requerida por la IAAF para el Mundial de 3:36.20, se mostró optimista para lograr este registro. “Opino que tengo la mínima en las piernas. No obstante en el campeonato de España gané a un atleta con mínima, he corrido con varios atletas africanos y siempre estando muy competitivo con ellos y luchando hasta el final con atletas de 3:33.00 y 3:34.00. Yo creo que es la marca que actualmente tengo en las piernas, hay que salir a luchar y a ver qué sucede”, señaló.

“Mi objetivo para volver de Pekín satisfecho y contento sería estar en la final. Una vez estando en la final, a intentar estar lo más adelante posible. Pero el objetivo primordial es estar ahí”, reiteró al respecto.

Sin embargo, el atleta nacido en Tetuán ve muy difícil la posibilidad de acercarse a las medallas en esta cita de Pekín. “Hay que ser coherente y actualmente no. El 15 de septiembre empiezo la excedencia y entrenaré como un atleta profesional como contra los que compito”, avanzó.

“Pero ahora hay seis atletas por debajo de 3:30.00 y están a otro nivel. Yo debo pelear por estar en la final y ahí luchar por un puesto de finalista. Esto sería una muy buena actuación por mi parte con las circunstancias que llego, trabajando de funcionario siete horas al día”, indicó un Mechaal que ha compaginado sus entrenamientos con su trabajo en un polideportivo por las tardes.

“QUITARLE EL RÉCORD A FERMÍN CACHO SERÍA MUY ILUSIONANTE”

Acostumbrado a doblar pruebas -también fue bicampeón de España en pista cubierta de 1.500 y 3.000 en Antequera este año-, Mechaal se decantó por el 'milqui' como su distancia para el futuro. “La prueba favorita o la de más posibilidades pasa por la que yo realmente quiero hacer en Río, que es mi gran objetivo, y es el 1.500. Siempre optaré por doblar 1.500 y otra prueba, en un futuro igual doble el 1.500 y el 800, pero siempre el 1.500 con vista a Río y a las siguientes competiciones internacionales”, reveló.

“Yo creo que el año que viene, con las circunstancias que he planteado ya para la temporada, podría estar cerquita de los 3:30.00, ya que este año estoy para correr en 3:33.00 y siendo un atleta semiprofesional. No he podido entrenar muy duro y había semanas de mucho trabajo en el polideportivo, las cuales me impedían entrenar al cien por cien. El descanso tampoco lo he cuidado mucho, no porque no sea un atleta profesional, sino simplemente porque trabajando siete horas al día me es un poco imposible”, confesó.

Además, el atleta catalán no descarta acercarse en un futuro al récord de España que ostenta el soriano Fermín Cacho (3:28.95), que fue también récord de Europa hasta que el británico Mo Farah batió este registro en 2013 (3:28.81). “El objetivo está ahí, eso lo tengo clarísimo. Cuando decidí cambiar el fútbol por el atletismo fue para ir con todas en este deporte. Soy un atleta ambicioso como he demostrado doblando pruebas y quitarle el récord a Fermín sería muy ilusionante”, reflexionó.

“Evidentemente que lo veo batible. Parto con la base de que todos somos humanos y que si él lo consiguió fue porque realmente hubo un sacrificio y un trabajo muy grande, ¿por qué yo no puedo lograrlo? El año que viene voy a ser atleta profesional y veré donde están mis límites. Este año no he podido experimentar eso por las circunstancias de trabajo que no me han permitido entrenarme al cien por cien”, concluyó.