Compartir

TEHERÁN, 23 (Reuters/EP)

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, ha afirmado este domingo que aún es demasiado pronto para hablar de una reapertura de la Embajada estadounidense en Teherán. Zarif ha realizado estas declaraciones precisamente cuando Irán y Reino Unido han reabierto sus embajadas cuatro años después.

Al ser interrogado por la posibilidad de una embajada estadounidense abierta, Zarif ha señalado que la “actitud ilógica” de Washington hacia la República Islámica es una prueba de que esto no es posible. “Parece que se necesita un cambio en ese tipo de actitud y comportamiento de Estados Unidos para que la situación cambie”, ha apuntado.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, ha participado en el acto de izada de la bandera británica en el jardín del opulento edificio del siglo XIX que alberga la Embajada en Teherán al rito del 'Dios salve a la reina'. La sede estaba cerrada desde 2011, cuando atacantes quemaron la enseña británica y saquearon la residencia del embajador.

Una multitud de estudiantes atacó la embajada estadounidense en los primeros días de la Revolución Islámica de 1979 debido al temor de que se repitiera el golpe de Estado de 1953, cuando la CIA orquestó la caída del régimen iraní. La crisis de los rehenes duró 444 días y desde entonces Teherán y Washington mantienen rotas las relaciones diplomáticas.