sábado, 8 agosto 2020 3:10

El primer ministro libanés amenaza con dimitir ante la incapacidad del Gobierno para poner orden

BEIRUT, 23 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Líbano, Taman Salam, ha amenazado este domingo con presentar su dimisión si el Gobierno no supera inmediatamente sus diferencias y comienzan a trabajar a favor del pueblo, tras los incidentes violentos de ayer sábado por la huelga del servicio de recogida de basura que se han saldado con 75 heridos.

“Si el Consejo de Ministros no consigue nada productivo no sé ni para qué se molesta en reunirse”, declaró un descorazonado Salam en rueda de prensa tras los enfrentamientos en Beirut. “Líbano y su pueblo están atravesando momentos muy difíciles que exigen que cada uno arrime el hombro”, ha añadido.

“Lo que ocurrió ayer”, insistió, “ha sido el resultado de un montón de cuestiones acumuladas que han ido incrementando el sufrimiento de nuestra gente como resultado del actual vacío en el que nos encontramos”. “Y yo no tengo ganas de encubrir a nadie”, ha advertido a los partidos políticos cuyos enfrentamientos han impedido el nombramiento de un presidente para el país.

CRISIS Y BASURA

La crisis de basura comenzó con el cierre del vertedero de Naamé el pasado 17 de julio. El gobierno interino, incapaz de actuar, asistió impotente a la clausura del primer receptor de desperdicios de la capital sin presentar una alternativa. La crisis fue resuelta varias semanas después, si bien existen divisiones en torno a la compañía que debe realizar las tareas.

Los manifestantes reclaman la dimisión del Ejecutivo, afirmando que se trata una muestra más de su incapacidad para superar la parálisis política que atraviesa a causa de las profundas diferencias entre los partidos que lo integran.

De hecho, la Presidencia se encuentra vacante desde mayo de 2014, cuando acabó el mandato de Michel Suleiman, y el Parlamento elegido en 2009 ha prorrogado su mandato y aplazado las elecciones hasta 2017 a causa de la inestabilidad que atraviesa el país.

“He advertido a todos de que soy capaz de presentar mi dimisión, porque esta situación es insoportable y siempre me he contenido por respeto a la voluntad del pueblo, pero mi paciencia es limitada y está vinculada a la vuestra: Líbano está yendo marcha atrás”, ha reprochado el primer ministro.

Artículos similares