Quantcast

Kiir asegura a EEUU que firmará el acuerdo de paz pero insiste en que necesita tiempo

WASHINGTON, 19 (Reuters/EP)

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, ha asegurado al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que firmará el acuerdo de paz con los rebeldes de Riek Machar, pero ha insistido en que necesita tiempo para estudiarlo a fondo.

“El presidente Kiir ha asegurado al secretario Kerry que tiene toda la intención de firmar el acuerdo de paz”, ha dicho el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, en la rueda de prensa diaria.

“También ha dicho que necesita un par de días más para hacer consultas, pero ha dejado muy claro que va a firmar, lo cual es alentador”, ha añadido Kirby.

La conversación entre Kiir y Kerry ha tenido lugar un día después de que Estados Unidos amenazara al Gobierno sursudanés con promover la imposición de sanciones desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas si no suscribía el acuerdo de paz.

Estaba previsto que el lunes las partes firmaran el borrador, pero Kiir se negó alegando que necesitaba más tiempo para analizarlo en detalle. “En 15 días volverá a Addis Abeba para finalizar el acuerdo de paz”, dijeron los mediadores africanos.

Sin embargo, una fuente regional ha revelado a Reuters que Kiir tiene dudas sobre la propuesta de desmilitarizar Yuba y sobre la cláusula que le obliga a consultar con Machar “los poderes, las funciones y las responsabilidades” que pretenda ejercer en el futuro Gobierno.

“El régimen de Yuba se ha negado a firmar el acuerdo de paz porque ha elegido la guerra frente a la paz”, ha dicho en un comunicado el líder rebelde, Riek Machar, que suscribió el borrador el lunes.

Los países africanos han fracasado en los numerosos intentos que han hecho hasta ahora para poner fin a una guerra que ha dejado 10.000 muertos y más de dos millones de desplazados, amenazando la viabilidad de Sudán del Sur como Estado.

El país, que proclamó su independencia de Sudán en 2011, quedó sumido en el caos a final de 2013 por los enfrentamientos entre los seguidores de Kiir, de la etnia dinka, y los de su entonces vicepresidente, Machar, apoyado por los nuer.

Comentarios de Facebook