jueves, 24 septiembre 2020 17:47

Interior dice que los investigadores de la UCO no temen interferencias políticas en el caso Rato

Fernández de Mesa confirma que la Guardia Civil investiga al exvicepresidente, pese a que el ministro eludió estas pesquisas

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha asegurado que ni su Departamento ni el Ministerio del Interior han interferido “jamás” en las investigaciones que realiza el Instituto Armado en funciones de policial judicial y ha negado que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) teman intoxicaciones políticas en las pesquisas que mantienen abiertas en torno al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

“No busquen ninguna brecha en ese camino, no la busquen porque no va a haber ninguna directriz. Jamás hemos intervenido en ningún tipo de operación abierta. En todo caso corresponde a las autoridades judiciales”, ha explicado Fernández de Mesa en su comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar los presupuestos de la Guardia Civil para 2016.

El diputado del PSOE Julio Villarrubia le había preguntado si la Guardia Civil “está investigando los delitos del presunto delincuente señor Rato y si tiene dependencia funcional o no del Ministerio del Interior”. En ese sentido, el director general de la Guardia Civil ha contestado que “las investigaciones que abre la UCO son las que la UCO, a través de la autoridad judicial, tiene que abrir”. “Y nosotros no entramos en eso”, ha apuntado.

Ha añadido que “la autoridad judicial ordena a la UCO a través de la Dirección Adjunta Operativa las misiones e investigaciones que tiene que abrir y ahí se termina cualquier otro tipo de investigación”. “Es la UCO la que como policía judicial, a disposición del poder judicial, con total limpieza hace las investigaciones que la autoridad judicial le ordena”, ha zanjado.

En el turno de réplica, Villarrubia le ha insistido en su pregunta acerca de si la UCO está investigando al exvicepresidente. “Se ha ido usted por las ramas”, le ha criticado. Ha sido a su salida de la Comisión de Interior cuando Fernández de Mesa ha confirmado estas pesquisas al negar que la UCO haya manifestado sus reparos acerca posibles intoxicaciones políticas después de la cita en Interior.

“Otra cosa es que alguna asociación profesional de la Guardia Civil (AUGC) dijera que había mantenido una reunión, que yo tampoco lo sé porque, no me consta, con agentes de la UCO”, ha añadido.

“Yo puedo decirle que he estado reunido con el personal de la UCO, con el personal sobre todo con quien lleva policía judicial y no me ha transmitido ningún tipo de temor ni ningún tipo de preocupación porque no admiten ningún tipo de injerencia. Por lo tanto, la UCO sigue trabajando a las ordenes del poder judicial, en este caso, con el juzgado correspondiente sin la mas mínima interferencia. Yo creo que la tranquilidad que tiene que tener todo el mundo es absoluta”, ha aclarado.

Paralelamente a la investigación que realiza la Agencia Tributaria en torno a Rodrigo Rato, La UCO de la Guardia Civil también mantiene abiertas desde el pasado mes de mayo unas pesquisas en torno al ex vicepresidente por un presunto delito de blanqueo de capitales. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también obvió esta segunda investigación de la Guardia Civil en sus primeras explicaciones tras conocerse su encuentro con Rato en la sede de Interior.

EXPLICACIONES DEL MINISTRO

En un primero momento, el mismo día que se conoció la reunión en Interior, la versión oficial del Ministerio fue que este Departamento no mantiene ninguna investigación abierta contra Rato, alegando que las pesquisas dependían únicamente de la Agencia Tributaria (Ministerio de Hacienda).

Dos días después, Interior emitió un comunicado en el que añadía de que en caso de que la Guardia Civil o la Policía investigase al ex director gerente del FMI lo haría en funciones de policía judicial, pero tampoco entró a aclarar si la UCO mantiene abiertas pesquisas en este asunto.

El ministro tampoco aclaró esta cuestión en su comparecencia parlamentaria del pasado viernes cuando durante cinco horas ofreció explicaciones de su reunión con Rato, aunque sí negó en reiteradas ocasiones que la cita derivase en algún tipo de interferencia en su situación procesal.