Compartir

Convergència dice que el Ministerio destila un “aire siniestro” y que hay unidades como Asuntos Internos que “no son lo que parecen”

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha negado este miércoles las acusaciones de espionaje policial vertidas por el PSOE durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para dar cuenta del presupuesto de Interior para 2016. El 'numero dos' del Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz ha acusado a los socialistas de estar movidos por una “voracidad electoralista” y ha calificado sus críticas de “mentiras” y “acusaciones vaporosas”.

La diputada del PSOE Pilar Grande ha dicho que los Presupuestos vienen a afianzar lo que ha calificado como “policía política” y le ha recordado el cese de dos comisarios por reunirse con el portavoz socialista en la Comisión de Interior. En ese sentido, ha censurado que su compañero fue “espiado”.

Asimismo, le ha afeado el enfrentamiento entre la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra después de que el cuerpo autonómico denunciase filtraciones del cuerpo estatal a miembros de una célula yihadista que estaba siendo investigada en Cataluña. Martínez ha contestado a este último punto visiblemente contrariado apelando a que la Audiencia Nacional ha archivado en dos ocasiones esas acusaciones. “Me preocupa que su grupo parlamentario haga así esas acusaciones a la Policía Nacional”, ha replicado.

DENUNCIA “PREVENTIVA”

El secretario de Estado ha aprovechado para afear al PSOE la denuncia “preventiva” que presentó contra el ministro un día antes de sus explicaciones sobre su reunión con Rato y ha ironizado al manifestar su deseo de que no le denuncien “por si acaso”.

Por parte del Convergència (CDC), Feliu Joan Guillaumes ha reprochado al 'numero dos' de Interior la existencia en su Departamento de unidades que “no son lo que parecen” y ha citado la detención de 'el pequeño Nicolás' por parte de Asuntos Internos o “las visitas de policías para hablar con jueces en Cataluña en una jornada de reflexión”. Ha lamentado que el Ministerio del Interior destila un “aire siniestro”.

El secretario de Estado ha contestado que “la unidad de Asuntos Internos es una unidad profesional que lo que hace en la mayoría de los casos lo hace porque se lo ordena un juez”. “Más allá de eso, sus consideraciones no se corresponden con la realidad”, ha concluido.