Compartir

BOGOTÁ, 18 (EUROPA PRESS)

El jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, ha revelado este martes que el Ejecutivo “está estudiando” los posibles mecanismos para refrendar y aplicar los acuerdos de paz a los que llegue con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Hay que diferenciar entre dos temas involucrados: en primer lugar, los mecanismos que permitan a la ciudadanía expresar su apoyo o rechazo a los acuerdos a los que podríamos llegar en La Habana y, en segundo, las herramientas que permitan implementar de manera eficaz la adopción formal de las reformas que se lleguen a pactar”, ha dicho.

De la Calle ha indicado que el Gobierno está trabajando en ambas cuestiones, si bien la más compleja es la segunda porque supone incorporar los acuerdos de paz a la legalidad colombiana y, en último término, al marco constitucional.

Para ello –ha contado– la Casa de Nariño está explorando los mecanismos ya existentes, entre los que ha mencionado el referéndum, el plebiscito y la consulta popular, “a lo que las FARC han añadido la Asamblea Constituyente”, pero ha subrayado que “no pueden descartarse mecanismos nuevos”.

“Un Gobierno responsable debe examinar distintas vías, en un obvio ejercicio de reflexión y planificación. Lo que sería realmente reprochable es que el Gobierno no estuviera pensando en estos temas”, ha alegado, de acuerdo con un comunicado.

A este respecto ha ratificado la idea del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de constituir un “Congresito” para valorar los acuerdos de paz, una propuesta que ha generado rechazo en la oposición ante el temor a que su opinión pierda peso en un momento clave.

“El Congresito es apenas una de las opciones dentro de los varios mecanismos de implementación posibles”, ha subrayado, argumentando que “no es exótico ni arbitrario que el mismo Congreso –utilizando los mecanismos vigentes– contribuya a la creación de métodos nuevos”.

“Cuando el presidente se refirió a él no se refería ni a la revocatoria del Congreso, ni a la derogación arbitraria de los procedimientos constitucionales vigentes”, ha aclarado desde la Casa de Nariño –sede del Gobierno–.

En cualquier caso, ha recordado que “estas u otras herramientas probables deben ser discutidas con las FARC” porque “en el Acuerdo General de La Habana se convino un mecanismo de refrendación”, dentro del cual “podrían caber procedimientos democráticos ya existentes u otros nuevos”.