Compartir

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El centrocampista del Athletic Club Mikel San José ha considerado este domingo que “probablemente” el Barça sea el “único equipo del mundo” capaz de meter miedo en su intento de remontar los cuatro goles en contra que encajó en la ida de la Supercopa de España en San Mamés, al mismo tiempo que rechazó que especulen con el resultado y que aún no han pensado en ninguna celebración porque no están “muy acostumbrados” a ellas.

“La vuelta se plantea de forma que el título lo tenemos cerca y nos tenemos que dejar en el campo todo para que se venga a Bilbao. El equipo estuvo muy bien y lo que hay que hacer mañana es estar de la misma forma. Hay que intentar que ellos no parezcan tan buenos. Va a ser complicado, son capaces de levantar algo así, probablemente sean el único equipo en el mundo capaz de meter este miedo”, señaló.

El navarro recalcó que no se desplazan hasta Barcelona a especular con el resultado favorable que tienen, aunque matiza que deberán hacerlo una vez controlen la estampida del Barça. “No somos un equipo de jugar con el resultado. Habrá algún momento en el que habrá que mirar el marcador. De primeras habrá que hacerles sentir incómodos, que la pelota no les fluya y que no creen tantas ocasiones de gol. Después de intentar todo eso habrá que mirar el resultado”, explicó.

Así las cosas, el exjugador del Liverpool cree que es importante no cambiar los patrones de juego con los que apostaron en la ida y que tan buen resultado dio. “Si salimos a defender es posible que el partido se haga muy largo y muy sufrido. Decir que marquemos un gol es fácil, luego hay que marcarlo. Es un equipo que se le puede crear ocasiones”, añadió.

Sobre sus opciones, San José destacó las energías que tienen en el vestuario por ganar este título. “Más energías de la que podamos tener nosotros es complicado que ellos la tengan. Nos vamos a dejar la vida. Va a ser duro, va a haber momentos en los que suframos muchísimo y ojalá que nosotros demos todo”, indicó.

NO SE SIENTEN GANADORES

A pesar de la renta, el de Villava transmite que no existe un exceso de confianza porque lo que han conseguido es una “victoria parcial” en una eliminatoria que cuenta con “una primera y segunda parte” antes de ganar la Supercopa. Vamos con una ventaja que tenemos que mantener. Lo vivido el otro día es algo muy bonito, que no mucha gente pensaba que podía pasar. Conseguimos que pudiera pasar y nos estamos ganando el derecho de soñar con el título”, recalcó.

De esta manera, aparca las euforias y destaca que no han hablado de una posible celebración. “No estamos muy acostumbrados a las celebraciones. Cualquiera que se proponga, que organice el club, será bienvenida. Estamos hablando de un título que todos estamos locos por conseguir. Si lo conseguimos, se celebrará como se merece”, argumentó.