martes, 29 septiembre 2020 10:19

Cuba y EEUU acuerdan crear una comisión bilateral para resolver los “temas pendientes”

Hablarán de Derechos Humanos confiando en llegar a “un entendimiento recíproco”

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Estados Unidos y Cuba han acordado crear una comisión bilateral para resolver los “temas pendientes”, tras más de cinco décadas de enfrentamiento político, para avanzar hacia la plena normalización de las relaciones entre ambos países.

Así lo han anunciado los ministros de Exteriores de Cuba y Estados Unidos, Bruno Rodríguez y John Kerry, en una rueda de prensa conjunta celebrada en un hotel de La Habana al término de la reunión “respetuosa y constructiva” que han mantenido este viernes tras la apertura de la Embajada norteamericana.

“Como parte de esta etapa que comienza tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas hemos acordado establecer una comisión bilateral para definir los temas que deberán ser acordados en lo inmediato”, ha dicho Rodríguez.

Kerry, por su parte, ha explicado que se trata de un “mecanismo de diálogo” cuyo objetivo es “aprovechar al máximo las posibilidades que surgen a partir de hoy para avanzar hacia la normalización plena de las relaciones bilaterales”.

Los funcionarios han avanzado que los contactos “para llegar al próximo nivel” comenzarán “inmediatamente”, apuntando a “la primera o la segunda semana de septiembre”, y que aprovecharán los canales establecidos a través de las respectivas embajadas.

AGENDA “COMPLICADA”

Rodríguez ha admitido que los temas a abordar en esta comisión bilateral son “muy complicados” porque “se han acumulado a lo largo de más de 50 años”. “Tenemos concepciones distintas y diferencias profundas”, ha reconocido.

El ministro cubano ha mencionado dos temas que ha considerado “esenciales” para la plena normalización de las relaciones bilaterales: el fin del bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impuso a Cuba en 1960 y la devolución de la base naval de Guantánamo.

“También consideramos necesario avanzar en el tema de las compensaciones por los daños económicos y humanos sufridos por el pueblo cubanos”, ha añadido. “Al igual que aspiramos a que se respeten la soberanía de Cuba y los asuntos internos”, ha remachado.

Kerry ha señalado igualmente al levantamiento del embargo como un paso fundamental para normalizar relaciones, recordando que también se hizo cuando Estados Unidos se dispuso a restablecer los vínculos bilaterales con Vietnam tras la guerra.

Además, el secretario de Estado ha puntualizado que las compensaciones deberán comprender también las destinadas a los estadounidenses, “no solo las de una parte”, y ha sumado otros temas como “la inmigración, la trata de personas, el narcotráfico y la aviación civil”.

DERECHOS HUMANOS

También hablaremos de cosas que nos inquietan, como los Derechos Humanos”, ha apostillado Kerry, que durante el discurso de apertura de la Embajada en La Habana ha abogado por que los cubanos puedan disfrutar de “una democracia genuina”.

“Es un tema sobre el que estamos dispuestos a conversar”, ha contestado Rodríguez, recordando a este respecto que en marzo ya comenzaron los contactos –aunque a nivel técnico– para abordar la situación de Derechos Humanos en ambos países.

El diplomático cubano ha subrayado que el Gobierno de Raúl Castro “también tiene mucho que decir” en este tema, “por ejemplo sobre las libertades civiles, el derecho a la igualdad, a la educación y a la salud”, así como sobre “el respeto al Derecho Internacional en las operaciones militares en terceros países”.

Rodríguez ha aprovechado para defender el desempeño del régimen 'castrista' en este ámbito. “Yo me siento muy cómodo con la democracia cubana”, ha afirmado. “Y quiero enfatizar que Cuba se siente muy orgullosa del ejercicio pleno de los Derechos Humanos”, ha resaltado.

Ambos han confiado en que la nueva relación bilateral permita tratar estas cuestiones. “Estoy convencido de que es posible construir relaciones civilizadas y productivas distintas a todas las de nuestra historia anterior”, ha sostenido Rodríguez.

“El camino no siempre va a ser fácil, los dos lo sabemos, pero la apertura de embajadas va a ayudar a que lleguemos a un entendimiento recíproco”, ha indicado Kerry. “Estamos tomando una dirección importante y tenemos la determinación de seguir adelante en una nueva era emocionante”, ha concluido.