Compartir

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El grupo parlamentario popular ha presentado una Proposición No de Ley en las Corts para solicitar al Consell que respete la “libertad de elección de los padres” a la hora de elegir centro educativo y para recordar que la educación concertada “es un derecho reconocido en la Lomce y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, de elegir los padres el centro y el tipo de educación que quieren para sus hijos”.

Así lo han explicado este jueves en las Corts la presidenta del PPCV y portavoz del grupo parlamentario popular, Isabel Bonig, y la portavoz adjunta, María José Català, en una rueda de prensa en la que han instado al Gobierno valenciano a que “mantenga las unidades educativas concertadas”.

Català ha apuntado que la educación concertada afecta a 228.087 alumnos, 427 centros, 14.355 docentes en plantilla y 10.700 puestos de trabajo indirectos y por ello, plantean “un acuerdo” con el objetivo de elaborar un mapa educativo “respetando la decisión de alumnos y padres”.

Además, la portavoz adjunta del PP ha criticado al Consell por “ideologizar la educación” y guiarse por “criterios sectarios” mientras que Bonig se ha mostrado “francamente preocupada por el contenido y las formas” del Gobierno Valenciano.

A la portavoz del PP en las Corts le inquieta, según ha indicado, que “la izquierda no piense en la libertad y discrimine a esta parte de la sociedad que también vota”, en referencia a los padres de alumnos de la educación concertada. Si no entienden esto, ha añadido, “no pueden construir una sociedad pacífica”.

Asimismo, Bonig ha recordado que fue el Gobierno de Felipe González el que introdujo la educación concertada y ha destacado que “durante los gobiernos del PP se ha construido 622 colegios, institutos y centros de Formación Profesional que suponen más de 2.000 millones de euros en inversión” mientras que “en los 13 años de gobierno socialista en la Comunidad se construyeron 77”.

La también presidenta del PPCV ha incidido en que en el presupuesto de 2015 “la educación pública tiene una dotación de 2.605 millones de euros frente a 670 millones de euros de la concertada, es decir cuatro veces más para la pública”.

Además, ha señalado que “el gasto por alumno en la pública es 4.580 euros anuales y en la concertada 2.936” lo que supone “un 56 por ciento más en la pública”, mientras que “el gasto diario en la pública es de 14,35 millones de euros frente a los 3,69 millones de euros de la concertada”.

Por todo ello y ante las modificaciones que el Gobierno Valenciano pueda hacer en cuanto a los conciertos educativos, Bonig ha advertido de que el PP “va a plantar batalla tanto legislativa como judicial”.

LA “BARRA LIBRE”, UNA FALTA DE RESPETO

Otro de los asuntos que más críticas ha despertado en el PP es el de las declaraciones del conseller de Educación, Vicent Marzà, en las que advertía de que “se ha acabado la barra libre para conciertos” educativos”. La portavoz adjunta del PP las ha tildado de “falta de respeto” hacia las personas que trabajan en este ámbito educativo.

Por su parte, Bonig ha manifestado que “el vocabulario del Consell dista mucho de lo que debe ser” y se ha mostrado “cansada de que el Gobierno utilice el enfrentamiento y no ofrezcan alternativas” ya que “la concertada es tan pública como cualquiera” y es “un derecho reconocido en la Lomce y en la Constitución”.

Bonig ha criticado que de este modo se muestran “los postulados más radicales –en referencia a Compromís– en la Conselleria de Educación” y “todo por el señor Puig, por alcanzar la Presidencia” de la Generalitat.

Asimismo, ha comentado que en el Consell “se pasan los días quejándose y no dan soluciones” y ha añadido que “decían que aquí los niños se morían de hambre, que los dependientes se han muerto sin ayudas, y se han dado cuenta de que no es así” y “se han ido de vacaciones sin dar soluciones”.

PUIG “DEBERÍA PLANTEARSE LA DESTITUCIÓN DE MARZÀ”

Ante las preguntas de los periodistas sobre si el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, debería sustituir al conseller de Educación por unas declaraciones sobre la “realidad” de los 'Països Catalans' a los que debería sumarse la Comunidad Valenciana, Bonig ha respondido que sí.

Además, ha comentado que “no quieren” esta ideología en las aulas valencianas y ha resaltado que “Compromís no engaña a nadie” y “ahora sale su verdadera esencia” ya que Marzà “utiliza País Valencià mientras la Constitución y el Estatuto hablan de Comunidad Valenciana”.

Por otro lado, Bonig ha asegurado que “el órdago independentista topa con la ambigüedad del PSOE” y ha criticado que el presidente del PSC y alcalde de Lleida, Ángel Ros, reconociera que Cataluña es una nación.