martes, 29 septiembre 2020 1:06

DDHH.- World Vision alerta de la necesidad de ayuda humanitaria en países en situaciones de conflicto bélico y sequías

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

World Vision ha puesto de manifiesto la necesidad de alianzas por parte de los estados y organizaciones internacionales en materia de ayuda humanitaria para combatir situaciones de conflictos bélicos, catástrofes naturales o hambrunas y sequías, tras conocer los resultados del informe final de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) presentado el pasado mes de julio.

En dicho informe, la ONG afirma que los objetivos que fueron fijados han sido “ineficaces” en entornos frágiles y afectados por conflictos. Entre las conclusiones del documento destaca que 1,5 billones de personas han perdido la vida en más de una década de acción internacional concertada en la reducción de la pobreza. Además, la crisis de Siria ha impactado en la capacidad de los países vecinos para

cumplir con los objetivos.

Asimismo, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, el próximo 19 de agosto, la ONG recuerda que la Ayuda Humanitaria responde a las necesidades básicas o de urgencia y por tanto debe de ser un punto clave en el diseño de los nuevos Objetivos de Desarrollo.

Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados en el año 2000, que los 189 países miembros de las Naciones Unidas acordaron conseguir para el año 2015 consisten en: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer; reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años; mejorar la salud materna; combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Sin embargo, World Visión alerta, tras conocer el último informe de situación de los ODM, que la mayoría de los niños y sus familias que viven en los estados frágiles no se han beneficiado de la iniciativa global de reducir los índices de pobreza en los últimos 15 años.

Según ha afirmado la coordinadora de comunicación de la organización, Eloísa Molina, “trabajar con los países denominados como frágiles para fortalecerlos y emprender así un proceso de recuperación debe ser un punto clave en la agenda internacional y verse reflejado en los nuevos ODS”.

Por su parte, el director de políticas públicas, Chris Derksen-Hiebert afirma que “se hizo evidente desde el principio que los ODM no eran pertinentes en los estados frágiles y tenía que tener un mayor énfasis en la gobernanza inclusiva, la justicia y la paz”. “Muchas naciones simplemente no estaban preparadas para el éxito”, ha asegurado.

“Por ejemplo, mientras que a nivel mundial hay 173 millones de personas menos que sufren de hambre crónica, muchos países frágiles o afectados por conflictos han registrado aumentos en estos datos”, ha indicado.

FOCOS DE ACTUACIÓN

La ONG explica que entre los países que no va a cumplir con el objetivo centrado en la erradicación de la pobreza extrema y el hambre está Sudán del Sur, donde un cuarto de millón de niños están actualmente en riesgo de desnutrición. La guerra civil ha causado una grave escasez de alimentos, un nivel masivo de pobreza y una situación de desarrollo humano deplorable. Además, en el hemisferio sur, Papua Nueva Guinea, también es considerado como un estado frágil con las peores tasas de mortalidad materna e infantil (ODM 4 y 5) en el mundo.

La gerente de promoción de World Vision para el Pacífico, Nancy Waites ha afirmado que “el Pacífico presenta un desafío para el desarrollo humano, que a menudo pasa desapercibido, y que uno de cada 16 niños nacidos allí no va a llegar a cumplir 5 años, mientras que de los que sobreviven, el 50 por ciento sufren un retraso en el crecimiento”.

En cualquier caso, World Vision alerta de que las lagunas de los ODM no deben quitar importancia al progreso que se ha hecho. El número de personas que viven en la pobreza extrema se ha reducido en 700 millones de personas y las muertes infantiles prevenibles se han reducido a la mitad.