Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La estadounidense Katie Ledecky ha destrozado el récord del mundo de 800 libre y se ha proclamado campeona del mundo tras arrasar a sus rivales en la final de los Mundiales que se disputan hasta este domingo en la ciudad rusa de Kazán, en los que el español Miguel Ortiz-Cañavate se ha quedado fuera de la final de 50 espalda después de quedar octavo en su semifinal y decimocuarto de la general.

De esta manera, la joven de 18 años ha logrado lo que ningún nadador había conseguido antes en un Campeonato del Mundo, imponerse en todas las distancias de crol -200, 400, 800 y 1.500 metros-, y esta tarde lo ha vuelto a hacer bajando en cuatro segundos el anterior récord de 800, que también llevaba su firma. En total, acumula en estos campeonatos cinco oros, cuatro individuales y uno en 4×200 libres.

Así, la de Washington paró el crono en 8:07.39, diez segundos por delante de la plata, la de la neozelandesa Lauren Boyle (8:17.65), que aún así logró el récord de Oceanía. Mientras, la británica Jaz Carlin se subió al tercer cajón del podio (8:18.15).

Por su parte, Ortiz-Cañavate, que debutaba en las semifinales de un Mundial, paró el crono en 25.19, sin ser capaz de bajar de los 25 segundos; así, fue insuficiente para colarse entre los mejores. El francés Camille Lacourt se impuso con la mejor marca mundial del año (24.27).

El madrileño había logrado esta mañana el pase a las semifinales sin tener que disputar un desempate con el brasileño Guilherme Guido para jugarse la decimosexta plaza, después de que ambos marcasen el mismo tiempo (25.29) en las series; el nadador sudamericano se retiró y el español criado en Japón avanzó directamente a las 'semis'.

También esta tarde, la sueca Sarah Sjöström se proclamó por primera vez campeona de los 50 metros mariposa al imponerse en la final con un tiempo de 24.96, récord de los campeonatos. La danesa Jeanette Ottesen firmó la plata (25.34) y la china Lu Ying, el bronce (25.37).

En 50 libre, el francés Florent Manaudou evidenció su superioridad en la modalidad, de la que es vigente campeón olímpico, para imponerse con un crono de 21.19. El podio lo completaron el estadounidense Nathan Adrian, segundo (21.52), y el brasileño Bruno Fratus (21.55).

Mientras, en 200 espalda, la australiana Emily Seebohm realizó unos espectaculares últimos 15 metros para coronarse campeona del mundo con récord de Oceanía (2:05.81). Así, la ganadora se impuso a las dos favoritas, la estadounidense Missy Franklin, plata (2:06.34), y a la húngara Katinka Hosszu, bronce (2:06.84).

Con récord de África venció el sudafricano Chad le Clos en 100 mariposa (50.56), que ganó la prueba ante el húngaro Laszlo Cseh, segundo (50.87), mientras que el singapurense Joseph Schooling se colgó el bronce (50.96).

En la última final del sábado, el 4×100 libres mixto, el oro fue para Estados Unidos, con récord del mundo incluido, gracias a un tiempo de 3:23.05. Missy Franklin estiró el brazo al máximo al finalizar el último relevo y dio el oro a los norteamericanos por apenas cinco centésimas ante Holanda. Canadá se quedó con el bronce.

Además, en semifinales, la lituana Ruta Meilutyte dominó en 50 braza (29.98) por delante de la rusa Yuliya Efimova (30.14); la australiana Cate Campbell hizo lo propio en 50 libre (24.22), mientras Sjöström firmó la tercera mejor marca (24.31).

RANDO, FUERA DE LAS SEMIFINALES DE 50 ESPALDA

Además, por la mañana, el catalán Juan Miguel Rando se quedaba fuera de las semifinales de 50 espalda, en las que Miguel Ortiz-Cañavate lograba clasificarse; Rando marcaba el 25º mejor tiempo (25.54) de los 68 participantes. La marca de referencia fue la del francés Camille Lacourt (24.56), seguido del estadounidense Matt Grevers (24.68) y del australiano Ben Treffers (24.74).

En 1.500 metros, el mallorquín Marc Sánchez no pudo colarse en la final tras marcar el decimosexto mejor tiempo en las series clasificatorias (15:12.79). El mejor crono fue el del italiano Gregorio Paltrinieri (14:51.04).

Por su parte, la australiana Cate Campbell avanzó a semifinales de 50 metros libre con la mejor marca (24.40), por delante de la nadadora de Bahamas Arianna Vanderpool-Wallace (24.43) y de la sueca Sarah Sjöström (24.53), mientras que su hermana Bronte Campbell logró también el pase con el séptimo mejor crono (24.74).

La lituana Ruta Meilutyte consiguió el mejor tiempo en las series de 50 braza (29.74) y pasó a semifinales superando a la jamaicana Alia Atkinson (30.27) y a la sueca Jennie Johansson (30.30). En las series de los relevos 4×100 libre mixto, Estados marcó la referencia (3:24.51) por delante de Rusia e Italia.