domingo, 27 septiembre 2020 18:41

Australia admite que ha devuelto desde 2013 a 600 solicitantes de asilo que trataban de llegar en patera

SÍDNEY, 6 (EUROPA PRESS)

Las autoridades australianas han admitido que, desde 2013, han rechazado y devuelto a los países de origen a más de 600 solicitantes de asilo cuando trataban de alcanzar el país por mar en pateras y otras embarcaciones.

El balance ha sido confirmado por el ministro de Inmigración australiano, Peter Dutton, que ha asegurado que el último caso de inmigrantes devueltos antes de llegar por mar a Australia es el de una embarcación con 46 personas que fue interceptada por la Guardia Costera y devuelta a Vietnam, su país de origen.

Dutton ha asegurado que Australia está negociando con los países del sureste asiático para negociar su devolución. “El barco en el que se llegaron se estaba hundiendo y hemos sido capaces de resolver esta aventura tan arriesgada”, ha argumentado, según informa la cadena australiana ABC.

Los 46 inmigrantes vietnamitas han sido las últimas personas en ser devueltas bajo la estricta política inmigratoria australiana, que ha obligado al Gobierno de Canberra a negociar caso por caso con los países de origen. “Tenemos una política muy clara, la gente que trate entrar en el país de forma ilegal no se pueden asentar en nuestro país”, ha señalado el ministro.

El titular de Inmigración ha hecho un balance de los últimos 18 meses, desde que entró en vigor la nueva legislación. En este tiempo las autoridades han interceptado 20 embarcaciones y ha devuelto a 633 inmigrantes, “todo un logro”, según ha valorado Dutton. “Creo que es importante recalcar que si esos 20 barcos hubieran llegado, le hubieran sucedido otros 20, otros 200 o otros 2.000 barcos más”, ha concluido.

En torno a 50.000 refugiados llegaron a la isla durante el anterior Gobierno laborista entre 2007 y 2013, unas cifras que han descendido drásticamente con el Ejecutivo del primer ministro liberal, Tony Abbot, que lleva en el poder desde 2013 y que ha hecho de la estricta ley de inmigración una de sus señas de identidad.