Compartir

El nuevo alcalde afirma que el “agujero económico está ahí” y ha sido “ocultado por el PP en los últimos meses”

BILBAO, 4 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha afirmado que espera cerrar un acuerdo de coalición con el PSE-EE para gobernar la capital alavesa tras las elecciones generales, “si no es antes”. Además, ha insistido en que el “agujero económico” del Consistorio “está ahí” y ha sido “ocultado por el PP en los últimos meses”.

Urtaran ha indicado que se está viendo que el PP va a hacer una oposición con presión porque “no ha habido un margen de 100 días ni de 10 días”. Según ha señalado, están exigiendo al equipo de Gobierno poner en marcha iniciativas que “ellos no pusieron en cuatro cinco o seis meses”. “Quizá, al principio, uno pueda entender que están pasando ese proceso de duelo, y que puede ser, desde un punto de vista humano, no político, comprensible su estado, su cabreo”, ha añadido.

El alcalde de Vitoria ha señalado que el PP tendrá que ver lo que hacer porque este partido “afortunadamente no es necesario para conformar mayorías”. No obstante, ha indicado que quiere ser un alcalde “de pactos” y, por tanto, quiere “consensuar” con todos los partidos, también con el PP, pero ha advertido de que, “si se autoexcluyen”, buscarán otras vías.

“Ya hay una vía armada que es el acuerdo de gobernabilidad con el PSE, con el que tenemos una relación magnífica y, además, estoy abierto a llegar acuerdos con Bildu, con Irabazi, con Sumando”, ha agregado.

Gorka Urtaran ha atribuido la decisión del PSE-EE a no entrar en un Gobierno de coalición a la “presión del PP”, que, desde el primer momento, quiere “poner palos en la rueda”. Por lo tanto, ha señalado que su mensaje de que lo primero es Vitoria ha quedado “en agua de borrajas”.

El alcalde de Vitoria ha señalado que habrá que ver lo que sucede en los próximos meses, pero ha insistido en que las puertas “están

abiertas para un gobierno de coalición”, con el PSE-EE pero no descarta acuerdos con otras formaciones como Bildu, Irabazi o Sumando”. “Yo no descarto acuerdos con aquellos que nos dieron los 14 votos para poder materializar el cambio político en Vitoria, la mano está extendida, todos los grupos saben que estamos dispuestos a acordar y negociar”, ha agregado.

Urtaran ha indicado que espera que, después de las elecciones generales, “si no es antes”, puedan cerrar un acuerdo de coalición porque no es partidario de un “gobierno monocolor”.

Según ha señalado, no le preocupa gobernar con cinco concejales porque no están cinco concejales, sino más de 2.500 empleados públicos al servicio de Vitoria. Ha añadido que lo que le preocupa es es la actitud y, en este sentido, ve actitud “positiva” en Bildu, PSE, Sumando e Irabazi. “Y el PP no es necesario y, si sigue en esta clave, seguiremos conformando mayoría con el resto”, ha apuntado.

DÉFICIT

Por otra parte, ha insistido en que un informe eleborado por un interventor, una persona “independiente”, ha advertido de una proyección de déficit para el final del ejercicio de 68 millones. “No es un informe realizado por mi o por el concejal de Hacienda”, ha indicado.

Gorka Urtaran ha indicado que esos 68 millones se corresponden, por una parte, con los 63 millones que “faltan de numerosas partidas, algunas tan básicas, como el transporte público” y otros cinco millones para hacer frente al pago de la paga extraordinaria de 2012. El alcalde de Vitoria ha precisado que no se tendrá que abonar toda la paga, sino solo un 25%, lo que hará que “en vez de 68 millones sean 65 ó 66”.

Según ha señalado, el “agujero económico esta ahí y no se puede negar, es una realidad”. Urtaran ha asegurado que es algo que el PP “ha ocultado en los últimos meses” y ha tratado de “dilatar en el tiempo y, sobre todo, hasta después de las elecciones, la situación económica que nos acabamos de encontrar”. Urtaran ha asegurado que Maroto podrá decir “lo que quiera” pero, durante la pasada legislatura fue reprobado en “numerosas ocasiones por mentir”.

En este sentido, ha manifestado que habrá que adoptar medidas, porque, si no se hace, se cerrará el ejercicio con “un déficit de esa cantidad”. No obstante, ha señalado que, “en ningún caso” se recortarán servicios básicos y ha explicado que intentarán incrementar ingresos detrayendo dividendos de dos sociedades municipales y, por otra parte, se reducirán gastos en partidas no prioritarias.

El alcalde ha añadido que la diferencia deberá ser cubierta con un préstamo y ha insistido en que la situacion económica del Ayuntamiento es “muy delicada”. Según ha apuntado, tendrán que cerrar el año, de la mejor manera posible”, y tendrán que descartar alguna de las iniciativas que querían poner en marcha y que esperan recuperar en 2016.

Preguntado por si existe un programa de integración en Vitoria, ha indicado que ha habido un exageración del cambio cultural que se ha producido en los últimos años y ha apostado por “pasar página” de los discursos de los últimos meses porque Vitoria es una ciudad “abierta y solidaria”.

Urtaran ha indicado que es partidario de “poder mejorar y revisar” las ayudas sociales, pero el cambio “nunca puede suponer ni un recorte de derechos ni una estigmatizacion de determinados colectivos”. El alcalde de Vitoria se ha mostrado dispuesto a colaborar con el Gobierno vasco para mejorar la eficacia de las ayudas sociales.

Por otra parte, ha defendido que el aeropuerto de Foronda es el “mejor de Euskadi” y el que “mejores prestaciones tiene”. Por ello, ha defendido que se debe impulsar y no se trata de “competir” entre las ciudades vascas sino “complementarnos y colaborar”. A su juicio, hay que hacer una única estrategia para hacer de Euskadi un “único aeropuerto con tres terminales” y ha señalado que el aeropuerto de Foronda puede prestar un “enorme complemento” potenciando su actividad carguera y ofreciendo vuelos de gran recorrido, transoceánicos.

Por otra parte, ha apostado por constituir una mesa de alcaldes de Euskadi para debatir e intentar soluciones problemas que afectan a la ciudadanía. A su juicio, sería bueno ppoder mantener un diálogo periódico porque “no se trata de competir entre las ciudades”.

FIESTAS DE LA BLANCA

Por otra parte, en relación al inicio de las fiestas de la Blanca este pasado martes, Urtaran ha afirmado que salió todo “a la perfección” y fue un txupinazo “multitudinario”, un momento que quiere que sea compartido por todos los grupos municipales. Urtaran ha afirmado que no le molestó que el dirigente del PP Iñaki Oyarzábal llevara una camiseta defendiendo la alcaldía para Javier Maroto, con quien dijo mantener una relación cordial.

Ante las agresiones sexistas en fiestas, Urtaran ha indicado que lo que se necesitan “ganas de divertirse y buen humor” y, sobre todo, “respeto”. El alcalde ha indicado que los hombres tienen “mucho trabajo por delante” y que es clave el respeto para poder hacer una ciudad “libre e igualitaria”.

Por último, ha indicado que no acudirá a las corridas de toros de la Blanca porque no le gustan “nada”, pero las respeta. En este sentido, ha señalado el Ayuntamiento no va a poner “trabas” a su celebración, pero tampoco va a colaborar económicamente con esta actividad.