Compartir

Cataluña es la comunidad que más recibe del fondo de suficiencia y la que registra el mayor aumento interanual

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Las transferencias del Estado a las comunidades autónomas aumentan un 3,13% en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 con respecto al año en curso, situándose en 23.504,95 millones de euros, frente a los 22.790,61 millones de 2015.

La previsión del Ejecutivo es incrementar las transferencias para las comunidades, aunque la variación no es tan grande como la que se produjo entre los presupuestos de 2015 y los de 2014. Entonces el aumento fue de un 7,8 por ciento, mientras que un año antes se había producido una caída del 13,6 por ciento.

En esta ocasión, el Estado prevé destinar a las autonomías de régimen común 23.504,95 millones de euros. De esa cantidad, 17.820,67 millones se corresponden con las transferencias propias del sistema de financiación y los fondos de compensación interterritorial, lo que supone un 1,75 por ciento más que el año pasado.

El incremento es mayor en el capítulo de otras transferencias, calculado en 5.684,28 millones de euros, lo que representa un 7,72 por ciento más. En este apartado se incluyen las transferencias que el Estado realiza a las autonomías para cumplir algún convenio, pagar contratos-programa o acuerdos para ejecutar programas concretos de gasto.

Además, se incluye la compensación financiera al País Vasco por el impuesto especial sobre el tabaco y por el coste de la jubilación anticipada de la Ertzaintza.

FONDO DE GARANTÍA.

Las autonomías del régimen común, que son todas menos el País Vasco y Navarra, reciben financiación por los tributos cedidos, del fondo de garantía y del fondo de suficiencia. Además, aquellas con menor renta per cápita reciben transferencias adicionales del fondo de competitividad y del de cooperación.

El fondo de garantía tiene por objeto asegurar que cada autonomía recibe los mismos recursos por habitante para financiar los mismos servicios públicos, los esenciales del Estado del bienestar y cuya competencia tienen transferida las comunidades.

Esa cantidad es el resultado de sumar el 75 por ciento de los tributos cedidos a las comunidades autónomas más una aportación del Estado y se calcula sobre el año base de 2007 (es el año de referencia del actual sistema de financiación autonómica).

El crédito previsto en los Presupuestos de 2016 para este fondo asciende a 8.556,83 millones de euros, un 2 por ciento menos que el año pasado.

FONDO DE SUFICIENCIA.

El fondo de suficiencia se define como el mecanismo que sirve para cerrar el sistema de financiación porque es la aportación que cubre la diferencia entre las necesidades de financiación de las autonomías y lo que reciben por los tributos cedidos más el fondo de garantía. No todas las autonomías, por tanto, lo reciben.

En el presupuesto de 2016, figuran 3.894 millones de euros para este capítulo, un 2,4 por ciento más que el año pasado. Por comunidades, la que más recibirá será Cataluña, con 747,78 millones de euros y un incremento del 19,4% respecto a los anteriores presupuestos, siendo la comunidad que experimenta, con diferencia, la variación interanual más importante.

A Cataluña la siguen Galicia, con 566 millones (-1,8%); Andalucía, 493,76 millones (2%); Cantabria, 458,98 millones (-2%); Extremadura, 418,89 millones (-2%); Castilla y León, 413,01 millones (-0,9%); Aragón, 262,93 millones (-1,9%); La Rioja, 199,06 millones (-2,1%); Asturias, 177,40 millones (-1,7%); Castilla-La Mancha, 80,89 millones (0,8%); y Canarias, 75,32 millones (6,8%).

AUMENTOS EN LOS TRIBUTOS CEDIDOS Y EL FONDO DE SUFICIENCIA.

Según prevé el Estado en el proyecto de Presupuestos, las entregas a cuenta del sistema de financiación del año que viene sumarán en total 86.754,17 millones de euros, un 2,7 por ciento más que lo previsto el año pasado. Se reparten así: 3.894 millones del fondo de suficiencia, 8.556,83 millones del fondo de garantía y 77.144,58 millones de los tributos cedidos (34.028,09 millones por IRPF, 30.704,87 millones por IVA y 12.411,62 millones por impuestos especiales).

El fondo de suficiencia y los tributos cedidos –globalmente y también cada uno de los tres tipos de impuestos– experimentan subidas respecto a las cantidades previstas para los presupuestos de 2015, mientras que la aportación del Estado al fondo de garantía desciende un 2 por ciento.

MENOS FONDOS DE COMPENSACIÓN INTERTERRITORIAL.

A todo lo anterior, hay que sumar los fondos de compensación interterritorial, que sirven para corregir desequilibrios económicos entre comunidades y que reciben solo, por tanto, algunas autonomías. Es la plasmación de la solidaridad entre regiones.

Para el año que viene, la previsión es que reciban estos fondos las mismas autonomías que los están cobrando este año y que se repartan en total 425,81 millones, es decir, la misma cantidad que en 2015. Ceuta y Melilla recibirán por su parte 6,62 millones, también sin variación interanual.

En concreto, Andalucía recibirá 159,40 millones (-0,7%); la Comunidad Valenciana, 56,05 millones (1,5%); Canarias, 46,84 millones (0,4%); Galicia, 45,03 millones (4,9%); Castilla-La Mancha, 33,15 millones (-10,6%); Extremadura, 25,24 millones (-1,4%); Murcia, 22,16 millones (2,4%); Castilla y León, 19,52 millones (5%); Asturias, 13,44 millones (5,5%); y Cantabria, 4,99 millones (22,9%).

13 MILLONES PARA LA JUBILACIÓN ANTICIPADA DE ERTZAINAS.

Las comunidades forales no forman parte del sistema de financiación general porque recaudan sus propios tributos para financiar sus propias competencias. En ambos casos, una ley específica regula qué aportación hacen al Estado por lo que este se gasta en ambas autonomías por materias no transferidas.

En el caso vasco, en el proyecto de Presupuestos se prevé que el Ejecutivo vasco pague 1.525 millones de euros por el cupo, así como otros 52,63 millones por el ajuste de recaudación de impuestos especiales y de impuestos sobre el sector eléctrico. A cambio, se prevé que el Estado abone a Euskadi 136,20 millones por el ajuste del impuesto sobre el tabaco y otros 13,10 millones para pagar la jubilación anticipada de la Ertzaintza.

En el caso navarro, puesto que el Estado y la comunidad aún no han acordado la aportación para el nuevo quinquenio (2015-2019) del Convenio Económico, se ha presupuestado la aportación provisional del Gobierno foral como si 2016 fuera un año más del quinquenio anterior, en un importe de 616 millones de euros.

CEUTA Y MELILLA.

La financiación autonómica incluye otros dos casos particulares, las ciudades de Ceuta y Melilla, con régimen también diferente. La primera recibirá 32,97 millones de euros y la segunda, 26,40 millones, en ambos casos, un 2 por ciento menos que lo previsto el año pasado.