Compartir

CÁDIZ, 4 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional en Cádiz han detenido a siete personas, que formaban parte de dos grupos ubicados en Chiclana y Trebujena y que colaboraban entre ellos, por su presunta participación en la distribución de sustancias estupefacientes en diferentes puntos de la Bahía de Cádiz. Los dos detenidos considerados principales implicados, se encuentran en prisión preventiva por orden del Juzgado de Chiclana.

Además, según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía en un comunicado, los funcionarios policiales han incautado 650 gramos de cocaína, 210 gramos de heroína, 10.000 euros en efectivo y diverso material de corte de sustancias estupefacientes, así como armas de fuego simuladas, dos vehículos y varios teléfonos móviles.

Según ha indicado la Policía, la investigación comenzó al tener constancia de la existencia de una organización en torno a una persona que lideraba un clan familiar asentado en Chiclana de la Frontera y dedicado al tráfico de cocaína.

Las investigaciones realizadas pusieron al descubierto la estructura de la organización y permitieron identificar tanto a los responsables de la distribución y el transporte del estupefaciente, como a los destinatarios finales del mismo. Así, tras la recopilación de indicios y pruebas, se dio cuenta a la Fiscalía de la Audiencia Provincial y a los Juzgados de Chiclana de la Frontera.

En una primera fase, el Cuerpo Nacional de Policía detuvo a tres personas, entre ellas un militar profesional, y a la realización de un registro domiciliario donde se aprehendieron 650 gramos de cocaína, abundantes sustancias químicas, aparatos de pesaje y distribución, 66 unidades de sustancias para incrementar la masa muscular, una pistola de fogueo, un vehículo y varios teléfonos móviles.

Según ha explicado el Cuerpo Nacional de Policía, la localización de sustancias estupefacientes en el mercado, la comprobación de su calidad, la negociación de precio, seguridad en sus contactos y formas de mover el producto, conduce a los traficantes a entenderse con distintos proveedores hasta que alcanzan una comunión de intereses.

Así, los agentes policiales llegaron hasta la localidad de Trebujena, donde se identificó a uno de estos distribuidores, sobre quien centraron su trabajo hasta que fue detenido en compañía de otras tres personas. En un nuevo registro fueron intervenidos 210 gramos de heroína, 10.000 euros en efectivo, sustancias de corte varias y un vehículo.

Los dos principales implicados, tras instruirse las oportunas diligencias policiales, pasaron a disposición de los Juzgados de Chiclana de la Frontera, decretándose su ingreso de manera preventiva en prisión.