Compartir

Mario Jiménez: “Con Rajoy hay que estar siempre en la letra pequeña porque al final te engaña”

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

El portavoz del grupo parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha afirmado este lunes que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 “nacen muertos en Andalucía” si no incluyen un plan especial de empleo para la comunidad, un instrumento que se uniría al esfuerzo inversor de 1.400 millones que ha realizado la Junta en materia de empleo y que podrían contribuir a que la Comunidad baje del millón de parados.

En rueda de prensa, Jiménez se ha pronunciado así un día antes de que el Gobierno entregue en el Congreso de los Diputados el proyecto de ley de los PGE para 2016 y después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informara la semana pasada en rueda de prensa sobre el mismo, aunque “sembrando dudas e incertidumbres”.

El dirigente socialista ha asegurado que Rajoy no ha clarificado nada de lo que le preocupa a Andalucía. “Tenemos la sensación de que estos presupuestos son más de lo mismo aunque con una envoltura diferente pero con un interior exactamente igual de desastroso y de dañino para España y su recuperación económica”, ha señalado.

CUENTAS “CRUELES”

Así, tras criticar el carácter “electoralista” de estos presupuestos, Jiménez ha insistido en que son unas cuentas “crueles”, con una bajada de cuatro décimas del gasto social. Ha advertido de que con Marino Rajoy “hay que estar siempre en la letra pequeña porque al final te engaña”.

Y es que, según ha explicado, los 1.700 millones que el presidente del Gobierno “prometió” durante una visita a Sevilla que vendrían a Andalucía por incremento de las entregas a cuentas y de la liquidación positiva de los anteriores presupuestos “podrían quedarse escasamente en 500”.

Jiménez, que también ha criticado que a Andalucía se la penalice con la “regla del castigo”, en relación a la devolución que se le exige de 265 millones del fondo de convergencia de 2013, ha acusado también al Ejecutivo central de no haber cumplido con la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Andalucía, referente al peso poblacional.

Junto a ello, el dirigente socialista ha pedido a todos los diputados andaluces que actúen como representantes del pueblo andaluz y que abandonen “la condición de franquiciado” de sus partidos, especialmente al PP-A y a su presidente, Juanma Moreno, a quien ha acusado de mantener una actitud con Andalucía de “cobrador del frac”.