Compartir

CORIA (CÁCERES), 2 (EUROPA PRESS)

El gaitero Carlos Núñez ha sido el encargado de abrir este pasado sábado las actuaciones del XIX Festival Internacional de Guitarra de Coria (Cáceres), con un concierto en la plaza de la Catedral de Santa María de la Asunción al que asistieron mil personas.

“Pudiera parecer que la gaita y la guitarra son polos opuestos, la gaita es el Atlántico y la guitarra el Mediterráneo, cuando en realidad, creo que ambas son las energías fundamentales de la península ibérica”, ha indicado Núñez.

“La gaita –prosigue– tomó ideas de la guitarra, y viceversa. La guitarra flamenca clásica se inspira en las músicas tradicionales de la gaita y de la música celta, por eso, el concierto simboliza una historia de amor musical entre el norte y el sur de la Península Ibérica, entre Atlántico y Mediterráneo, entre gaita y guitarra”.

El gaitero gallego invitó a subir al escenario, como suele hacer, a un músico tradicional local, que en esta ocasión fue el flautista y tamborilero de Aldeanueva del Camino, Cáceres, José Juan. “Es importantísimo ayudar a promocionar a músicos jóvenes. El arte de José Juan demuestra que existía esa ruta de la plata de la música. Es un gran virtuoso de la flauta de tres agujeros y del tambor”, ha subrayado Núñez, según recoge el ayuntamiento cauriense en una nota de prensa.

El gaitero y su grupo acompañaron al cacereño interpretando unos 'pindongos', un baile tradicional extremeño, que fueron largamente aplaudidos por el público. El de Montehermoso afirmó estar viviendo “un sueño musical”.

Sobre el ambiente y el lugar del concierto, Carlos Núñez ha señalado que “tocar en lugares emblemáticos, como la Plaza de la Catedral de Coria, inspira. Como dice mi buen amigo Jordi Savall, las piedras tienen memoria, y cuando tocas en sitios con alma, es como si quisieran devolverte una parte de la magia y de los sonidos que escucharon en el pasado. Este lugar tiene buenas meigas”, ha añadido.