Compartir

HWANGE (ZIMBABUE), 29 (Reuters/EP)

Theo Bronkhorst y Honest Ndlovu, los dos zimbabuenses que recibieron 50.000 dólares (unos 45.000 euros) del cazador estadounidense que mató al león Cecil, el ejemplar más célebre del país, han comparecido este miércoles ante un tribunal acusados de caza furtiva.

El cazador estadounidense Walter James Palmer también ha sido acusado por las autoridades de haber matado a Cecil sin permiso. Palmer, que ya se ha marchado de Zimbabue, ha confirmado que mató al león el 1 de julio pero ha asegurado que creía que se trataba de algo legal.

Los cazadores zimbabuenses Theo Bronkhorst y Honest Ndlovu –el último, dueño de un parque natural privado–, que ayudaron a Palmer a cazar a Cecil, han comparecido ante un tribunal de la ciudad de Hwange, unos 800 kilómetros al oeste de la capital, Harare.

Cecil –que llevaba un collar con un localizador GPS porque formaba parte de un proyecto científico de investigadores de la Universidad de Oxford– era uno de los leones más viejos y famosos de Zimbabue. Las autoridades han afirmado que Palmer sacó a Cecil del parque nacional de Hwange mediante un cebo. Según esta versión, el estadounidense disparó al animal con un arco y una flecha.

Palmer es dentista en el estado de Minnesota y ha recibido insultos en las redes sociales por haber matado al león. El estadounidense ha asegurado que no ha recibido ninguna comunicación de las autoridades de Zimbabue o estadounidenses y ha mostrado su disposición a colaborar con la justicia.